Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La importancia de una buena alimentación

Tenemos uno de los mejores sistemas de salud del mundo. Sin embargo, este sistema se enfrenta a una epidemia de obesidad, cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Actualmente, un buen potaje de garbanzos ha sido sustituido por alimentos ultraprocesados listos para comer. Ricos en azúcares, harinas y aceites vegetales o aditivos. El combo perfecto para aumentar el desarrollo de cáncer. El de colon, por ejemplo, ha crecido de forma exponencial en las últimas décadas. Esto puede prevenirse en gran medida con comida real y deporte. Según los datos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, una dieta saludable con alimentos reales podría reducir el cáncer entre un 30% y un 40%. Cada vez somos más conscientes de nuestros hábitos alimentarios, pero aún parece que necesitemos un revulsivo para realmente despertar nuestra consciencia. 

Nora Valero Molero. Montgat (Barcelona)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >