Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cara Delevingne se destapa hablando de sexo y de películas Disney

La modelo confiesa que los roles de los libros y filmes con princesas de cuento le causaron problemas para aceptar su sexualidad

Cara Delevingne durante la Semana de la Moda de París el pasado mes de febrero.
Cara Delevingne durante la Semana de la Moda de París el pasado mes de febrero. GtresOnline

La modelo y actriz Cara Delevingne (26 años) además de triunfar como profesional se ha convertido en un icono del llamado género fluido, un término con el que se refieren a las personas que no se identifican con una sola identidad sexual y que se siente atraída sexualmente por personas independientemente de su sexo. Esta explicación se ha convertido prácticamente en un mantra en las entrevistas que ha realizado Cara Delevingne durante los últimos tres años en publicaciones como People, The New York Times o Vogue, donde siempre le han preguntado por qué ha tenido parejas hombres y mujeres indistintamente.

Sin embargo en su última entrevista tenía enfrente a un personaje que no necesitaba que le explicara nada de eso y que podía centrarse en otros aspectos de Delevingne. El intercambio de impresiones sucedió en el podcast What’s the Tee de la famosa intérprete y drag queen RuPaul en una conversación a tres en la que también intervino la cantante y locutora estadounidense Michell Visage. Una buena parte de su conversación giró en torno a cómo disfruta Cara Delevingne del sexo, un momento en el que la modelo afirmó que ahora prefiere tener más sexo y salir menos a las discotecas. 

Delevingne, quien afirmó haber perdido la virginidad a los 18 años, desveló que es mejor "dando amor y no tanto para recibirlo", y que es "igual en la cama". "Me resulta bastante difícil recibir placer, amor y cosas así, pero me encanta dar", afirmó. Y también facilitó algunos detalles sobre el tipo de personas que prefiere para mantener relaciones sexuales: "Hay personas que son muy sexys y coquetean contigo pero tienes sexo con ellas y son terribles. Me gustan las personas que parecen muy prudentes y cuando entran al dormitorio sufren toda una transformación. Parte del sexo es salvaje", dijo la modelo. 

La modelo no dejó de generar sorpresas y volvió a ocurrir cuando en la conversación hicieron acto de presencia las películas de Disney. Cara Delevingne afirmó que había disfrutado de una educación privilegiada pero también que, aunque tiene tres hermanos, Poppy, Chloe y Alexander, durante su infancia pasó mucho tiempo sola. “Las películas, la fantasía y los libros fueron increíbles para mí. Aprendí muchas lecciones de ellos, de Disney y ese tipo de cuentos de hadas”. Un hecho que seguro comparte con muchas niñas de distintas generaciones pero que ella ahora analiza desde otro punto de vista y en las que intuye la causa de algunos problemas en su vida. Según Delevingne su influencia determinó que no quisiera “aceptar mi sexualidad”. “Las princesas Disney aman a los hombres y yo estaba imbuida en ese rol. Me decía: ‘Así es y no seré una princesa si no actúo de esa forma”.

Su evolución la hace declarar ahora que “la realidad es que todos somos muy fluidos sexualmente” y que Disney “podría marcar una gran diferencia en este mundo” si saliera de la zona de comodidad del patrón heteronormativo y creara en alguna de sus películas un personaje principal que sea de género fluido. RuPaul le contestó que “Disney está en el negocio de la fantasía y la fantasía tiene que ver con cosas inalcanzables”. A lo que Delevingne le respondió que ella ha encontrado una solución y se refirió a que pasó la fiesta de Año Nuevo con sus primos pequeños y que ella les encantó, en referencia a que lo mejor para normalizar la diversidad sexual es ser un ejemplo para los más jóvenes. 

Cara, a quien se le han conocido relaciones sentimentales con músicos como Jake Bugg y Harry Styles y también con Rita Ora, Paris Jackson y actualmente con Ashley Benson, dio algún detalle más sobre sus experiencias de alcoba. "El proceso de cortejo, de poder, es muy interesante. Y para mí es distinto cuando es con hombres que con mujeres. Con los hombres siempre soy muy sumisa, pero con las mujeres soy todo lo contrario. Así que es raro". 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >