Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La razón por la que Cara Delevingne ha perdido 50.000 seguidores en un día

La modelo y actriz se ha sumado a las críticas contra el rapero R. Kelly tras ver el documental 'Sobreviviendo a R. Kelly'. Su opinión parece que no ha agradado a todos sus seguidores

Cara Delevingne
Cara Delevingne en la boda de la princesa Eugenia de York y Jack Brooksbank, celebrada en el pasado mes de Octubre. Getty Images

Cuando Cara Delevingne (Londres, 1992) empezó a destacar en el mundo de la moda estableció, sin quererlo, una nueva norma: las modelos ya no solo tenían que ser guapas, también debían tener mucha personalidad. Y si de algo puede presumir la maniquí y actriz británica (una de las más reclamadas y mejor pagadas de la última década) es de su fuerte carácter. Ella, que puso de moda las camisetas con mensajes reivindicativos, también es muy consciente del poder de las redes sociales. En su Instagram, con casi 42 millones de seguidores, no duda en pronunciarse contra las injusticias. Aunque parece que no todo el mundo comparte sus opiniones. Su última publicación le ha costado la pérdida de 50.000 followers. ¿El motivo? El rapero de Chicago, R. Kelly.

Desde que el canal Lifetime emitió a principios de mes el documental Sobreviviendo a R. Kelly la industria de la música vive su propio caso Weinstein. La serie de seis capítulos indaga en las acusaciones de abuso sexual que pesan sobre la estrella de los noventa. Mediante una serie de entrevistas a cámara, varias víctimas han denunciado a R. Kelly, de 52 años, de agresiones sexuales y psicológicas. Algunas cuando eran menores de edad. Si bien las acusaciones no son nuevas, han conseguido que la fiscalía de Chicago abra una investigación. Incluso Lady Gaga ha eliminado de las plataformas digitales la canción que habían realizado juntos, Do what u want (with my body), incluida en el álbum Artpop (2013), para que no pueda seguir recibiendo beneficios por derechos de autor.

La razón por la que Cara Delevingne ha perdido 50.000 seguidores en un día

También Delevingne, que el año pasado trató de boicotear el festival de Coachella por los comentarios homófobos y proarmas de su organizador, quiso mostrar su apoyo a las víctimas. "He terminado el documental y me siento tan impactada y enfadada de ver lo lejos que ha llegado todo esto. Mi corazón está con las víctimas y sus familias. Este hombre es un depredador que se alimenta de poder y, en mi opinión, es incluso peor que Harvey Weinstein y debe rendir cuentas", escribía en una foto de Instagram publicada el pasado viernes. Y añadía: "Nos tenemos que culpar a nosotros mismos de esta situación. Conocía las acusaciones, pero no intenté comprender la gravedad de la situación. Continué escuchando su música. Dejad de separar el arte del artista. Solo porque cante como un ángel, no significa que sea uno".

Ya sea por la autocrítica o por su reflexión artística, el post le ha costado a Delevingne la estampida de un buen puñado de seguidores. Ella se lo ha tomado con humor. "Esta soy yo tras darme cuenta de que he perdido 50.000 seguidores desde ayer tras escribir sobre @rKelly", apuntaba la británica, con la foto de su cara convertida en meme. La anécdota también le ha servido para llegar a una aplaudida reflexión. "Cada vez que digo algo real, algo en lo que realmente creo, algo que otros pueden considerar controvertido, algo que hace que la gente piense y se haga preguntas, pierdo seguidores. Los seguidores que pierdo claramente no están de acuerdo con lo que tengo que decir, personas que apoyan las ideas y acciones de otros, que se están moviendo hacia atrás y no hacia adelante".

"Perder esos seguidores es bueno. Perdí muchos en cuanto empecé a mostrar mi odio. ¡Buen viaje! Sienta muy bien ser honesta y expresar lo que sientes. Los artistas que juegan sobre seguro son aburridos y egoístas", le comentaba la humorista Amy Schumer. "Amén, hermana. Por qué ninguno deja de seguir a alguien acusado de abusos sexuales es una buena pregunta", apuntaba también la cómica Chelsea Handler, entre los múltiples comentarios de apoyo.

La pérdida de seguidores tampoco le quita el sueño a la modelo. Cara Delevingne usa Instagram como una herramienta más y no como una fuente de ingresos, por eso nunca podrá añadir el título de instagramer a su currículum. Y menos tras los propósitos que se ha marcado este año. "En 2019 quiero ser más controvertida. La confrontación no es violencia, por cierto, es comunicación. Algo con lo que todavía lucho", explicaba en la imagen. "Adiós al silencio y a los seguidores. Hola, confrontación y nuevos pensadores. Va a ser un año muy ruidoso".

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información