Victoria Beckham hace caja con la belleza

La diseñadora lanza su propia línea de cosmética en un intento de hacer más rentable su marca de ropa, que lleva una década en el mercado

Victoria Beckham en la alfombra roja de unos premios de moda, en diciembre de 2018 en Londres,
Victoria Beckham en la alfombra roja de unos premios de moda, en diciembre de 2018 en Londres, Keith Mayhew (CORDON PRESS)
Más información
Victoria Beckham, 10 años de un imperio de moda y familia
Victoria Beckham convierte su firma en un imperio de más de 100 millones
El imperio ‘fashion’ de Victoria Beckham pierde 4.500 euros al día

Que Victoria Beckham es una inteligente mujer de negocios es vox populi desde hace una década, cuando pasó de ser la agria Spice Pija a convertirse en dueña y señora de una aplaudida línea de moda (que hoy ya son dos). Pero ahora la creadora ha dado un paso más en su visión empresarial con una década de vida y se ha lanzado a por ese pedazo de tarta que todos quieren: el del mundo de la belleza y la cosmética.

Beckham ha anunciado "muy emocionada" a través de sus redes sociales este miércoles que va a crear su propia línea de belleza, cremas y perfumes. "¡Lanzaré Victoria Beckham Beauty a finales de este año! ¡No puedo esperar al momento en el que pueda compartirlo con vosotros!", contaba. Y, para no dejar pasar la oportunidad, ya remitía a un enlace para que sus acólitos pudieran apuntarse a una suscripción para recibir "noticias y novedades". "Estoy sobrepasada por vuestra respuesta a VBBeauty", escribía poco después en otra publicación. "He estado leyendo todos vuestros comentarios, y para los que me preguntáis, VBBeauty será cruelty free [sin crueldad animal, es decir, sin testado en animales], inclusiva para todos los todos de piel y estará disponible en todos los puntos de venta de lujo", ha explicado

Con esas declaraciones, la empresaria deja entrever cómo será su belleza: inclusiva y de alta gama, similar también a Fenty, la lanzada por Rihanna en septiembre de 2017. Además, la británica sigue así la estela de otras muchas caras conocidas que han creado marcas propias con ellas como imagen, pero también como cerebros pensantes. Es el caso de Jennifer Aniston con la firma capilar Living Proof, de Jessica Alba con Honest Beauty o, como no, de Kylie Jenner, la más pequeña de las Kardashian, que ha logrado crear un imperio millonario a base de pintalabios. En el terreno patrio están Isabel Preysler, embajadora de su propia marca desde 2015, o Paula Echevarría, con varios perfumes con su nombre.

Si Rihanna se decantó por el conglomerado LVMH (poseedor de Louis Vuitton, Bulgari y Dior o de otras marcas de belleza como Benefit o Guerlain), Beckham se ha decantado por Estée Lauder, que además de la firma homónima posee otras de gran calado como MAC, Clinique, Bobbi Brown o La Mer.

Beckham ya lanzó una línea junto a esta casa hace un par de años, en septiembre de 2016, cuando sacó a la venta media docena de productos como una polvera, un delineador de ojos, algunas sombras o un par de barras de labios. Su éxito fue tal que se reeditó en 2017, y ahora ya no será una línea de otra marca, sino de la suya propia. Además, incluirá productos de tratamiento, no sólo de belleza, y perfumes.

Curiosamente, los Beckham se harán competencia entre ellos. Si Victoria lanza su línea con Estée Lauder, David ya tiene la suya propia con el gigante cosmético L'Oréal. Suya es la primera marca de cuidado masculino de la casa francesa, llamada House 99, con más de 20 productos y que lanzó hace ahora un año.

La belleza es un gran filón del que muchos rostros conocidos y muchas marcas de moda sacan partido, ya que aportan buena parte de los ingresos a las marcas; muchos más usuarios se animan a comprar un perfume de 60 euros que una camisa de 600 o un vestido de 2.600 —precios habituales de los diseños de Beckham—. Algo que ayudará a contribuir a promover la marca y a aliviar el estrés financiero que pudiera sufrir la creadora. Aunque desde casi el principio, hace ya 10 años, convirtió su marca de moda en un éxito de crítica y público no siempre lo ha sido en el terreno financiero. Hace año y medio una empresa inyectó más de 33 millones de euros a su firma, dándole fuerza en el terreno económico en un momento de pérdidas (de más de cuatro millones de euros) y abriendo "un nuevo capítulo increíblemente emocionante", como decía ella entonces. Un capítulo que a finales de año abrirá una nueva y lucrativa página.

Sobre la firma

M. P.

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, es Máster de la Escuela de Periodismo UAM-El País, lleva más de una década vinculada a EL PAÍS. Ha pasado por Cadena Ser, SModa y El HuffPost, donde implementó la estrategia de Redes Sociales y trabajó en la sección de Tendencias. También ha escrito para Vanidad, Business Insider o Marie Claire.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS