Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inteligencia artificial en Haití contra los bulos en Internet

Una plataforma de verificación de información impulsada por blogueros intentará limitar las consecuencias negativas de la difusión de rumores en el país caribeño, especialmente los que se producen en desastres humanitarios

Un pescador en Saint Louis du Sud, al sudeste de Haití.
Un pescador en Saint Louis du Sud, al sudeste de Haití.

El 4 de octubre de 2016, Matthew atravesó Haití como huracán de fuerza 4 y dejó a su paso más de 900 muertos. La catástrofe provocó reacciones como la de la Red de Blogueros de Haití (RBH). “Somos un país con un elevado riesgo sísmico, estamos expuestos a movimientos de tierra, y nuestra temporada de ciclones abarca la mitad del año. Cuando llega un huracán, la deforestación a la que se ha sometido al país hace que el impacto sea fortísimo”, explica Wilney Taris, uno de los impulsores del colectivo de blogueros. “Durante el huracán Matthew, comprobamos que hay personas malintencionadas que aprovechan la tensión para difundir informaciones falsas”, lamenta el bloguero. Para combatirlas han puesto en marcha una innovadora plataforma de verificación de informaciones.

Los blogueros se movilizaron por primera vez cuando detectaron a esos desaprensivos que sembraban la confusión en la red. “Había gente que compartía imágenes, diciendo que eran de Haití, cuando en realidad eran fragmentos de películas, por ejemplo, o desastres que se habían producido en otros lugares”, explica Taris. “Si vives en Puerto Príncipe, te encuentras con imágenes de unas inundaciones que dicen que se están produciendo en Cabo Haitiano y tienes familia allí, te desesperas”, señala.

La naturaleza no tiene piedad con Haití y la acción humana ha ayudado a agravar las consecuencias de esos fenómenos. La tierra se sacude y los vientos arrasan, pero el efecto devastador tiene que ver con condiciones sociales y económicas más humanas que meteorológicas. Ahora el colectivo de blogueros y blogueras pretende que esa misma mano humana se aproveche de la tecnología para garantizar la seguridad de la población de Haití.

Puede parece increíble, pero en Haití nos hemos encontrado con gente que tiene el ruin placer de transmitir mensajes en los que dicen que habrá un temblor de tierra, a tal hora en tal ciudad y la gente tiene tendencia a creer el primer mensaje que se encuentra

Aquella primera reacción de urgencia de los y las blogueras se ha consolidado. La desinformación en las redes durante el huracán Matthew fue la chispa. “Ante las informaciones falsas que se estaban difundiendo, reaccionamos y aprovechamos nuestra red. Tenemos más presencia en la capital, en Puerto Príncipe, pero nuestras conexiones se extienden por todo el país”, comenta Taris. La primera reacción fue verificar artesanalmente la autenticidad de las fotos a través de las redes sociales “para contrarrestar esos mensajes falsos”. Su aportación se fue extendiendo. “Utilizamos la red de colaboradores para obtener información de lugares aislados y la compartimos con la Dirección de la Protección Civil, para que pudiesen actuar”, cuenta Taris.

La inquietud de los blogueros se ha desplegado en un ambicioso proyecto de contraste de informaciones con voluntad de mejorar la convivencia y la acción humanitaria. La red ha desarrollado una plataforma de verificación de datos que se basa en una de las líneas de trabajo más innovadoras en este campo. Han llamado a su plataforma de verificación TOMA. La principal novedad es el uso de inteligencia artificial, concretamente del Procesamiento de Lenguajes Naturales, que es, por ejemplo, la tecnología que se utiliza para la traducción automática de textos o la transcripción de mensajes orales. RBH acompaña esta tecnología con la verificación humana.

La red de blogueros de Haití que combate los rumores.
La red de blogueros de Haití que combate los rumores.

Taris considera que es necesario reforzar la educación para el uso de Internet y las redes sociales: “Puede parece increíble pero en Haití hay gente que tiene el ruin placer de difundir mensajes sobre futuros temblores de tierra. Cuando alguien dice en las redes que hay que abandonar la ciudad de Gonaïves porque habrá un terremoto esta noche, muchos huyen despavoridos. Desde el terremoto de 2010, cualquier mensaje en este sentido pone a la gente en alerta, lógicamente”.

Además de esa reacción a los fenómenos naturales, los blogueros haitianos intentan luchar contra otros riesgos sociales. “Se han multiplicado las webs pretendidamente de información, que sólo difunden bulos y noticias falsas. Para aumentar su número de seguidores o para multiplicar los clics que luego convierten en publicidad, publican informaciones con títulos evocadores, pero que no son verdad. Si no hacemos nada, esas informaciones se van a propagar porque la gente aún no está convenientemente educada”, se lamenta el ciberactivista haitiano.

La consigna de los blogueros es “primero, dudar; después verificar; y sólo, finalmente, compartir”. Una vez que se haya profundizado en la educación para utilizar las herramientas de la web Taris considera que las TIC pueden aportar un empujón al desarrollo del país, desde la modernización de los trámites administrativos hasta la transparencia de las instituciones o la rendición de cuentas de las autoridades. “Haití es un país con muchas posibilidades de desarrollo pero si nosotros no hacemos la parte que nos toca, Haití quedará sólo como el país de las catástrofes naturales, de los huracanes, los terremotos y la corrupción”, sentencia el bloguero haitiano.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información