Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 películas africanas de este 2018

Estrenos de Etiopía, Kenia, Sudáfrica, Nigeria, Gabón, Sudán, Burundi, Ruanda y Egipto para ver sin estereotipos

Fotograma de la película keniana 'Supa Modo'.
Fotograma de la película keniana 'Supa Modo'.

Después de un año cargado de reseñas sobre películas africanas cerramos el 2018 con una lista que pretende llevarte de la mano por Etiopía, Kenia, Sudáfrica, Nigeria, Gabón, Sudán, Burundi, Ruanda y Egipto –y siempre a través de la gran pantalla– con algunos de los títulos que nos han dejado mejor sabor de boca. Como requisito imprescindible solo uno: dejar los estereotipos a un lado y disfrutar. ¡Acción!

Ficciones

Fig Tree

Directora: Aäläm-Wärqe Davidian / País: Etiopía / Género: Drama / Duración: 93’

Nota: La película se estrenó durante el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF). Ambientada en Adís Abeba en 1989, la historia gira alrededor de Mina, una niña judía de 16 años que vive con su abuela y su hermano. La familia intenta seguir avanzando mientras la guerra se desarrolla a su alrededor, al mismo tiempo que hacen planes cada vez más frenéticos para huir del país a Israel, donde la madre de Mina ya los espera. Mina también es una chica enamorada, pero tendrá que gestionar sus emociones en medio de la tensión general y de la ansiedad que impregna su mundo. Eli, su novio, es cristiano, y tiene la edad justa para unirse a las milicias locales. Eli se esconde en el bosque, haciendo de una gran higuera, su lugar de encuentro.

 

Rafiki

Directora: Wanuri Kahiu / País: Kenia / Género: Ficción-Drama / Duración: 83’

Nota: Fue la primera película keniana seleccionada por el festival de Cannes y aunque los críticos la calificaron como un romance “dulce” de dos chicas jóvenes de Nairobi, no se hizo esperar la furia del organismo público encargado de calificar los trabajos fílmicos. Fue prohibida. El guion llegaba en un contexto de homofobia e intolerancia en un país donde las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales. No obstante, a finales de septiembre y tras la presión del sector cultural del país, el trabajo de la realizadora keniana Wanuri Kahiu se pudo ver durante una semana en unas salas de cine como requisito imprescindible para que pudiera competir en la carrera de los Oscar.

 

Supa Modo

Director: Likarion Wainaina / País: Kenia / Género: Drama / Duración: 74’

Nota: Es la candidata a los Oscar representando a Kenia y es probable que se convierta en un clásico de los cines africanos dentro de unos años por su menaje, pero por supuesto, por su originalidad en el guion. Supa Modo es la historia edificante de una niña enferma terminal cuyo pueblo se une para cumplir sus sueños de convertirse en una superheroína, convenciéndola de que tiene poderes especiales. La película, obtuvo una Mención especial del jurado infantil en Berlín.


Sew the Winter to My Skin

Director: Jahmil XT Qubeka / País: Sudáfrica / Género: Acción, histórico / Duración: 118’

Nota: El cineasta sudafricano Jahmil XT Qubeka regresa con su tercer largometraje, que también fue una selección 2017 Cannes L'Atelier. La película está inspirada en la vida de John Kepe, un rebelde al estilo Robin Hood que vivía en una cueva de la montaña mientras robaba a los granjeros blancos colonizadores para darles a los pobres indígenas, eludiendo su captura durante años. La película une la leyenda desde múltiples perspectivas, incluida la de los granjeros blancos, la milicia de la ciudad, un periodista desgarrado que cubre el juicio de Kepe, los trabajadores agrícolas y los lugareños.

 

Lionheart

Directora: Genevieve Nnaji / País: Nigeria / Género: Drama romántico / Duración: 95’

Nota: En la víspera de su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), Netflix anunció la compra de los derechos de esta película nigeriana. Una noticia que avanzaba la dinámica de expansión que pretende implementar la multinacional en el continente africano con la apuesta de producciones made in Africa. La superestrella nigeriana Genevieve Nnaji (probablemente la intérprete más conocida de Nollywood, y considerada como un tesoro nacional), hace su debut como directora con Lionheart que sigue a una hija que se ve obligada a trabajar con su tío irresponsable para salvar la enfermiza compañía de autobuses de su padre.


Akasha

Directora: Hajooj Kuka / País: Sudán / Género: Comedia, romance / Duración: 78’

Nota: Hablábamos de ella hace algunas semanas. El nuevo trabajo del realizador sudanés Hajooj Kuka se centra durante la guerra civil que estalló en 2011 en las zonas rebeldes de Sudán. Es aquí, durante la temporada de lluvias y de lodo, cuando el conflicto se detiene y los soldados regresan a sus hogares. Y es en este receso donde comienza una comedia sucia, irreverente y romántica sobre un triángulo amoroso sin precedentes entre un chico, una chica y un AK-47.


Documentales

Boxing Libreville

Director: Amédée Pacôme Nkoulou / País: Gabón / Género: Documental / Duración: 54’

Nota: El realizador Amédée Pacôme Nkoulou sigue el difícil día a día de Christ, un boxeador en la capital gabonesa de Libreville que malvive al igual que el 30% de la población gabonesa. Una economía empobrecida mientras que, sin embargo, destila petróleo y magnesio. En este contexto, el documental se centra en el verano de 2016 en el que se está librando otra pelea. Ali Ben Bongo, hijo del expresidente Omar Bongo, quiere asegurar un segundo mandato. En la otra esquina de este cuadrilátero político está el que fuera jefe de la Comisión de la Unión Africana, Jean Ping.

 

Uncertain Futures

Director: Eddy Munyaneza / País: Burundi / Género: Documental / Duración: 75’

Nota: En Uncertain Future, el cineasta burundés Eddy Munyaneza narra íntimamente el levantamiento dirigido por los ciudadanos en mayo de 2015 y los meses y años problemáticos que siguieron en Burundi. A diferencia de la mayoría de los relatos periodísticos de la crisis en el país, Munyaneza enciende la cámara mientras navega a través del humo de gas lacrimógeno, los disparos de la policía y las ardientes esperanzas de una nación. El documental, que se despliega como un diario personal, es un interrogante convincente sobre las heridas pasadas, actuales y futuras del pequeño país situado en la región de los Grandes Lagos. Las escenas iniciales capturan los primeros días del levantamiento callejero, pero a medida que crece la represión, Munyaneza se ve atrapado inesperadamente en la agitación que se desarrolla a mientras que su propia familia desaparece.

 

Amal

Director: Mohamed Siam / País: Egipto / Género: Documental / Duración: 83’

Nota: Este trabajo hay que verlo sin expectativas. No se trata de la clásica historia que tiene por protagonista a una adolescente inspiradora y que al mismo tiempo se enfrenta a todas las reglas sociales. Sino que también se trata de un retrato verídico y crudo de la vida de una chica durante la revolución egipcia de 2011. Amal puede parecer una de las miles de jóvenes que se unieron a las protestas en la plaza Tahrir. Pero su viaje revela mucho más. El documental ofrece una perspectiva diferente sobre las movilizaciones en el país a través de los ojos de una adolescente que dedica cinco años de su vida a un sueño... un sueño que permanece sin cumplir.


Cortometraje

Imfura

Director: Samuel Ishimwe / País: Ruanda / Género: Drama / Duración: 36’

Nota: Nacido en 1991, este joven realizador ruandés encandiló a público y crítica el pasado febrero durante el Festival de Berlín (Berlinale) ganando con Imfura el Oso de Plata. Se trata de una historia ambientada en una Ruanda posgenocidio que sigue al protagonista Gisa en un viaje de regreso al pueblo de su madre. Desesperado por encontrarse con los que quedan después de la masacre, Gisa termina enredado en una disputa por el legado de la casa de su madre que se encuentra en ruinas. Una metáfora que duele. Pero, como sucede con la mayoría de las grandes películas, la historia de Imfura es mucho más grande que eso. Es una película-terapia que habla de vidas normales y corrientes.

Puedes seguir ÁFRICA NO ES UN PAÍS en Twitter y Facebook.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >