Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué significan las tres palabras más misteriosas del disco de Rosalía

'El mal querer' recoge varias tradiciones que van desde la literatura medieval hasta el 'trap', pero también incluye términos que son homenajes a grandes mujeres del flamenco

rosalia
Allí donde va le siguen todos los focos. Como en la imagen. Rosalía en una fiesta celebrada en el palacio de Santoña (Madrid) el 6 de noviembre de 2018. Getty

El segundo álbum de Rosalía, El mal querer, ha sido objeto, desde su aparición a principios de noviembre de 2018, de un sinfín de análisis que se centran en sus características sonoras, en el contenido feminista de sus letras o en sus conexiones con el trap y los nuevos sonidos urbanos. Sin embargo, no se ha prestado tanta atención a algunos términos que aparecen en las letras y que proceden del idioma caló, el empleado por el pueblo gitano en España. Curiosamente, las palabras elegidas aparecen también en grandes éxitos de tres mujeres fundamentales del flamenco y la copla del siglo XX: Concha Piquer, Lola Flores y Niña Pastori.

Undivé

La primera palabra aparece en la canción que ha dado el éxito a Rosalía. Malamente apareció en mayo de 2018 y sin embargo pocos se han fijado en esta palabra misteriosa, que aparece en esta estrofa: "Aunque no esté bonita la noche, Undivé, voy a salir pa la calle". Undivé (o Endebel) es el nombre que en la cultura romaní designa a Dios, y se suele utilizar en exclamaciones o frases hechas. También en la copla y la canción flamenca: en El lerele, uno de los primeros éxitos de Lola Flores, hace su aparición en las primeras frases. "Vengo del templo de Salomón, traigo las leyes del faraón, me manda Undivé". ¿Un guiño de Rosalía a la faraona?

Sacáis

Los sacáis, en romaní o caló, son los ojos. En El mal querer la palabra aparece en el estribillo de la canción Que no salga la luna, repetida varias veces. "Brillaban los sacáis suyos cuando le di el anillo", dice la letra. El término, propio del caló más puro, se volvió sin embargo muy popular a raíz de su inclusión en el primer gran éxito de Niña Pastori, Tú me camelas (1996). Aparece en el famosísimo estribillo: "Tú me camelas, me lo han dicho tus sacáis". Por cierto, el término camelar en su sentido caló (como sinónimo de "querer, consentir, enamorar", según el Diccionario gitano de Francisco Quindalé) también está presente en el disco de Rosalía, concretamente en el tema De aquí no sales.

Ducas y duquelas

"Y por más ducas, por más duquelas, de esta pena mía remedio no encuentro", canta Rosalía en la canción Reniego. Las ducas, duquelas, duquitas o duquiyas son las penas o los pesares en romaní, y también cuentan con una historia propia asociada a la copla y al flamenco. Antonio Machado y Álvarez, el padre de los hermanos Antonio y Manuel Machado, recogió numerosos ejemplos en su Colección de cantes flamencos (1881), y de ahí pasó a la copla de la posguerra. El ejemplo más famoso es La Lirio (1944), de Concha Piquer, que narra la historia de una mujer atormentada que tiene "duquitas negras".

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información