Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

16 frases de ‘El mal querer’ de Rosalía, que, tras escuchar el disco entero, se convierten en un alegato contra el machismo

La artista catalana ha lanzado su segundo disco, el trabajo de pop español más esperado del año, en el que narra una historia de sometimiento y poder femenino

FOTO: Rosalía, durante la presentación de 'El mal querer' el pasado miércoles en Colón. / VÍDEO: Fragmento de la actuación de Rosalía en Madrid.

El disco de pop español más esperado del año. Rosalía (Barcelona, 1993), la artista que ha acercado el flamenco a los millennials y enfadado a los demás puristas por mezclarlo con estilos como el trap o el R&B, publicó este viernes El mal querer y bastaron un par de horas para que el vinilo se agotara en las tiendas. "Decidme lo que habéis sentido en la primera escucha", pedía la catalana en su Instagram, y las críticas positivas no solo han llegado por parte de sus seguidores. "La reina del pop flamenco está oficialmente aquí", apuntaban en el medio Fader. "El inteligente segundo álbum de la cantante catalana es más completo que ningún otro trabajo de pop latino actualmente en las listas: es una visionaria", escribía el crítico de The guardian, Alexis Petridis, puntuándolo con cinco estrellas.

Rosalía en la gala de los Premios ICON, galardonada con el premio a la mujer 2018 Solo Ella de Loewe.
Rosalía en la gala de los Premios ICON, galardonada con el premio a la mujer 2018 Solo Ella de Loewe.

“Es una artista única y diversa. Cuando dicen que es difícil definir su estilo, Rosalía debería estar orgullosa, porque ella es un género en sí misma”. Con estas palabras describía Pedro Almodóvar a la cantante durante la cuarta edición de los Premios Icon celebrados el mes pasado, quien le entregó el Premio ICON a la mujer 2018 Solo Ella de Loewe. Y si no hay dudas de que Rosalía es la estrella revelación del año, el lanzamiento de su segundo trabajo no ha estado exento de polémica.

Primero la criticaron por apropiación cultural, a raíz de los videoclips de Malamente y Pienso en tu mirá. De la mano de la productora Canada, la cantante conjugaba su música aflamencada con un imaginario repleto de símbolos religiosos y gitanos. "Sé de dónde viene el flamenco, he estudiado una carrera entera sobre esto. Los flamencólogos se han esforzado por explicar su origen. Nace de la mezcla de culturas. Le debe mucho a la etnia gitana, pero la música no tiene dueño", defendía en una entrevista publicada en El país semanal.

También se ha puesto en tela de juicio la fórmula de su éxito. Al margen de su talento, son muchos los que aseguran que su fama tiene más que ver con el respaldo de una multinacional y un márquetin bien orquestado, que con la casualidad. "Nos lleva Paquita Salas", bromeaba su hermana Pili, conocida como daikyri en Instagram. Ella, junto a su madre, son los pilares de Rosalía, las que le asesoran a la hora de tomar decisiones respecto a su carrera. Pero nada más. Porque Rosalía tiene muy claro lo que quiere hacer. En este disco ha contado con la ayuda del productor Pablo Reixa (El Guincho) y ha grabado en el estudio de Pharrell Williams, pero es ella la que tiene el control de toda su música. La que compone, produce y decide. "Vivo de pulsiones. Me guío de mi instinto. Hoy quiero experimentar por aquí. Mañana... no tengo ni idea. Mi cometido es hacer música", relataba a El país.

La poderosa portada de 'El mal querer', en la que Rosalía emerge como una diosa, ha sido diseñada por Filip Custic.
La poderosa portada de 'El mal querer', en la que Rosalía emerge como una diosa, ha sido diseñada por Filip Custic.

Por eso no nos extraña que el poder femenino sea el tema central de El mal querer. Tanto a la hora de presentarlo -como una Beyoncé sobre el escenario, rodeada de un aquelarre de bailarinas-, como la imagen que envuelve el disco, diseñada por el artista Filip Custic. Solo hay que ver la portada, en la que Rosalía emerge como una poderosa diosa. "Hay una intención de vincular una figura femenina con el poder, con la fuerza", explicaba Rosalía en su última entrevista a Mondosonoro.

El Mal Querer es un disco de lucha femenina y un manual contra el machismo. Una historia de (mal) amor en varios actos, en los que derriba el ideal romántico y denuncia la violencia machista. Arranca con una boda que la protagonista no quiere, hace hincapié en los abusos de poder masculinos, en el silencio frente al maltrato, y en el despertar femenino para liberarse de su infierno personal.

A continuación, dieciséis frases que, tras escuchar el disco entero, cobran ese sentido crítico sobre las relaciones tóxicas y la pérdida de identidad:

"No voy a perder un minuto en volver a pensarte". Malamente, Cap.1.: Augurio. Rosalía, retando a la mala suerte para hacer lo que ella realmente quiere.

“Señala’ estuve a punta de navaja / prima, sobre la pared". Que no salga la luna, Cap.2.: Boda. Con una fuerte influencia de Bodas de sangre, de Federico García Lorca, la cantante narra la historia de una boda por conveniencia.

"Como las hojas de un cuchillo / brillaban los acai suyos cuando le di el anillo”. Que no salga la luna, Cap.2.: Boda. El anillo reflejado como un cuchillo. En palabras de la cantante: "Esta canción trata sobre el compromiso y el sentimiento que tienes cuando inicias una relación. A veces pierdes algo de ti mismo en el proceso. Es el lado oscuro de comprometerse".

“Esclava de plata, esclava de plata / sin decir na’ a mí me ha jurao que ella por mí se mata”. Que no salga la luna, Cap.2.: Boda. Sobre la autoridad y la posesión.

"Si hay alguien que aquí se oponga / que no levante la voz (que no lo escuche la novia)". Que no salga la luna, Cap, 2.: Boda.

Me da miedo cuando sales / sonriendo pa’ la calle / porque todos pueden ver los hoyuelos que te salen”. Pienso en tu mira, Cap.3: Celos. Sobre el control y la intimidación, pero también sobre la fuerza femenina. Algo mucho más evidente en su videoclip. "Hay muchas imágenes en mis vídeos en las que se presenta a la mujer como un personaje poderoso. El final de Pienso en tu mirá, por ejemplo, donde aparezco encima de un camión en llamas, riendo y mandando whatsapps...", explicaba Rosalía en El país semanal.

“Que yo tanto te camelo / y tú me la vienes haciendo / Que tú de aquí no sales”. De aquí no sales, Cap.4.: Disputa. El tema más violento de todo el disco, la respuesta (física) de ese mal querer.

“Mucho más a mí me duele / de lo que a ti te está doliendo”. De aquí no sales, Cap.4.: Disputa. O, en otras palabras, "te pego porque te quiero".

"Conmigo no te equivoques / con el revés de la mano / yo te lo dejo bien claro”. De aquí no sales, Cap.4.: Disputa. El amor a la fuerza.

“Bueno, yo por amor, uff, bueno, hasta bajé al infierno”. Preso, Cap.6: Clausura. Lo dice Rossi de Palma, en el único tema que no canta Rosalía. Un monólogo en el que reflexiona sobre las relaciones tóxicas, que te atrapan y no te dejan ver.

“Y se va a quemar, si sigue ahí / las llamas van al cielo a morir”. Bagdad, Cap.7.: Liturgia. En esta canción, que lleva el nombre de una sala de Barcelona, Rosalía continúa indagando en el infierno personal de su protagonista. Bagdad también es el nombre de la ciudad de Irak, arrasada y masacrada durante años. ¿Casualidad?

"Que las cosas que me dices / no salgan por esa puerta". Di mi nombre, Cap.8.: Éxtasis. Sobre el silencio y el aislamiento, implícitos en el maltrato.

"Y átame con tu cabello / a la esquina de tu cama / que aunque el cabello se rompa / haré ver que estoy atada". Di mi nombre, Cap.8.: Éxtasis.

“Nadie a ti te ha contado / que ningún sueño / sabe de horas o tiempos / ni tiene dueño”. Nana, Cap.9.: Concepción. Es una canción triste de cuna, con base tradicional flamenca, en la que canta a un niño fruto de una relación no deseada.

"Me han dicho que no hay salida / yo la tengo que encontrar / aunque me cueste la vida / o aunque tenga que matar". Maldición, Cap.10.: Cordura. Sobre el despertar que surge tras la violencia.

“A ningún hombre consiento / que dicte mi sentencia”. A ningún hombre, Cap.11: Poder. Nada más que añadir.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información