Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Decoración

La historia de la lámpara española que apareció en 'Mad men' o 'Indiana Jones'

Fueron un símbolo español de los años 60 y terminaron convirtiéndose en un icono del diseño internacional. Un libro recoge el legado cinematográfico y empresarial de las luminarias Fase

Don Draper, en su despacho, con una lámpara President de Fase reinando en su mesa. Todo un presagio de su futuro.
Don Draper, en su despacho, con una lámpara President de Fase reinando en su mesa. Todo un presagio de su futuro.

Fue un domingo cualquiera, en los años sesenta, cuando Luis Pérez Oliva, un diseñador industrial – “avanzado a su tiempo”– conoció a Pedro Martín, un chatarrero que vendía tornillos el Rastro de Madrid. De una charla animosa terminó surgiendo una amistad casual, improvisada, de la que surgió una patente de un “Portalámparas de sobremesa” que pusieron como nombre Presidente, dejando claro a qué tipo de personas iba destinado.

Luis y Pedro acabaron siendo socios, creando Fase (léase, Fabricaciones Seriadas), empresa que, desde Torrejón de Ardoz (Madrid), se convirtió en uno de los principales éxitos empresariales de la industria española de los 70 gracias a sus diseños, que parecían “salidos de otro planeta”, y que, en la época, iluminaban los despachos de media España. Fase no sólo llegó a vender a cerca de 40 países (Francia, sobre todo) y facturar “unas cifras que todavía hoy no han sido superadas en España”, sino que creó un estilo propio, el llamado look Fase, que imitaron no pocas empresas después.

Diferentes modelos de lámparas Fase, hoy, objetos de coleccionistas.
Diferentes modelos de lámparas Fase, hoy, objetos de coleccionistas.

La historia se queda corta así contada; pero sirve a modo de introducción para un relato que “ha estado en el anonimato de la historia del diseño industrial [...]. No había referencias sobre Fase en casi ninguna publicación”. Dos coleccionistas de dichas lámparas, separados en la distancia –Juan Luis Gómez Frieiro, en A Coruña, y Óscar Jiménez Serrano, en Granada– han sido quienes gracias a Fase, the book han resuelto el misterio, como aseguran en la propia portada de este libro recién publicado.

Presidente fue el modelo más popular.
Presidente fue el modelo más popular.

Ese enigma ha sido clave para convertir a las lámparas Fase en objetos de culto, reservados a coleccionistas de lo vintage, algunos de los cuales las han paseado por películas o series de televisión. Uno de esos entusiastas, fue la decoradora Claudette Didul, quien, buscando “lámparas de despacho que pareciesen de la época y no fuesen demasiado vintage”, descubrió la Fase President S/C en Modern Props, una tienda de Los Ángeles, y la colocó sobre la mesa de Don Draper, en la serie de televisión Mad men.

“El diseño de la lámpara Fase es espectacular. El difusor de la parte inferior de la pantalla crea una luz uniforme que ilumina el escritorio de manera suave. La lámpara se puede girar en distintos ángulos sin empañar la belleza de su figura”, dice precisamente Claudette Didul en el prólogo del libro, donde también aparece Antxon Gómez, director artístico de Pedro Almodóvar, que apostó por una Boomerang 64 –blanca y roja– para La mala educación.

Modelo Geisha de Fase, de la que aún se pueden encontrar unidades en anticuarios.
Modelo Geisha de Fase, de la que aún se pueden encontrar unidades en anticuarios.
La Torpedo, que también aparece en 'Fase, the book', el libro que habla de la historia de estas lámparas.
La Torpedo, que también aparece en 'Fase, the book', el libro que habla de la historia de estas lámparas.

Y es que estas lámparas podrían ser más propias de Amar en tiempos revueltos –sí, también aparecen ahí– pero han recalado en series como Remington Steel y películas como la cuarta entrega de Indiana Jones. Aunque la lista no acaba aquí.

“Su diseño vanguardista y atemporal sirve tanto para una serie de época como para una película futurista”, aseguran los autores del libro, quienes a través de las páginas del mismo no sólo desvelan, por primera y tras una intensa labor de investigación, el nombre de los diferentes diseñadores que están detrás de los múltiples diseños, pero todos diferentes, de Fase – “los modelos que fabricaba no estaban atribuidos a ningún diseñador”, recuerdan–, sino también dan pautas sobre los elementos que han permitido que estas lámparas, producidas en serie, se hayan llevado los elogios de medio mundo (curiosamente, no tanto los de aquí): la combinación original de metal y madera, los cromados, la gama de colores y su capacidad de movimiento, que permite que tanto la lámpara como la base se puedan articular.

Fotograma de la película 'High Rise' (2015) con una Fase (y Tom Hiddleston) en la mesa.
Fotograma de la película 'High Rise' (2015) con una Fase (y Tom Hiddleston) en la mesa.

Fase dejó de ser moderna cuando España se lanzó a la modernidad: en los 80, cuando decidieron fabricar modelos halógenos. Y tras una más que cuantiosa multa de Hacienda, cerró a finales de los 90. Resulta curioso que una lámpara Fase, la President S/C, esté en el Smithsonian National Museum of American History, junto al decorado y vestuario de Mad Men, mientras que nosotros seguimos sin colocarlas donde se merecen. Aunque ya estará Claudette Didul para recordarnos: “¡Fase se merece un gran revival!”.

Más información