Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thomas Markle: “Sería más fácil para Meghan si yo muriera”

El padre de Meghan Markle concede otra polémica entrevista en la que asegura que le han cortado la comunicación con su hija

Meghan Markle, duquesa de Sussex, en un partido de polo el 26 de julio.
Meghan Markle, duquesa de Sussex, en un partido de polo el 26 de julio. WireImage

Thomas Markle, el padre de la duquesa de Sussex, sigue complicando la relación con su hija. El 19 de mayo, cuando Meghan se casó con el príncipe Enrique de Inglaterra, no pudo acudir a la boda a causa de una dolencia cardíaca, pero también porque fue cazado intentando amañar la venta de unas fotos pactadas. 

Sin embargo, desde entonces no ha parado de soltar titulares. Desde su retiro en México ha seguido concediendo algunas entrevistas para hablar, cómo no, de su hija y su familia política. Apenas un mes después del enlace, este antiguo técnico de iluminación de cine aseguraba al programa Good Morning Britain que Meghan había llorado cuando le contó que no podría llevarla al altar, tarea para la que le sustituyó el príncipe Carlos de Inglaterra. Otro mes después, a mediados de julio, en una entrevista con el tabloide The Sun afirmaba que veía a su hija "aterrorizada", "muy estirada" y con una "sonrisa falsa, de pánico".

Ahora Markle vuelve a la carga. Esta vez en una entrevista concedida a la edición dominical de The Daily Mail, con el que ha hablado (sin cobrar) durante nueve horas a lo largo de tres jornadas en su casa de Rosarito, a 30 minutos en coche de la frontera de México con EE UU. En ella asegura que no habla con su hija desde hace semanas y que le ha sido cortada toda comunicación. "Me duele que haya cortado del todo conmigo. Solía tener un número de teléfono y un número para mandar mensajes a través de sus ayudantes personales de palacio, pero después de decir unas cuantas palabras críticas sobre la familia real y cómo han cambiado a Meghan, han cortado toda comunicación conmigo", asegura Markle. "Esos números están desconectados, ya no funcionan. No tengo modo de contactar con mi hija".

Thomas Markle en mayo en California. ampliar foto
Thomas Markle en mayo en California. GTRESONLINE

Markle reseña que el próximo sábado, 4 de agosto, es el cumpleaños de Markle, el primero que pasa como parte de la familia real británica. "Quería mandarle una tarjeta. Pero si la mando al palacio de Kensington, o donde sea que viva ahora, será una entre miles. Probablemente nunca la verá", asegura con frustración.

El padre de la actual duquesa de Sussex, de 74 años, asegura que no se encuentra bien de salud, que ya no es lo que era, y que sufre de artritis y problemas cardíacos. "Es una suerte que esté vivo", afirma. "Los hombres de mi familia no suelen vivir más allá de los 80 años, así que me sorprendería tener diez años más de vida. Podría morirme mañana. No sería algo tan malo. Tengo una cierta creencia en las filosofías budistas sobre la muerte. Sería más fácil para Meghan si muriera. Todo el mundo la llenaría de muestras de cariño. Pero espero que nos reconciliemos. Odiaría morirme sin volver a hablar con Meghan". 

Según la publicación, las respuestas de Markle están entre la pena, la rabia y la frustración. Markle contesta a todo tras haberlo pensado largo rato, y asegura que ha sido tratado "de forma confusa" por Palacio y estar algo enfadado porque su hija hable con tanto cariño de su madre y no de él. "Vale, es una niña de mamá y Doria tiene toda la atención", asegura con amargura, según el diario, "pero Meghan parece haber olvidado que vivió conmigo hasta que Doria y yo nos divorciamos, cuando tenía seis años, y que incluso entonces formé parte de su vida de forma importante. Cuando salía del colegio era yo quien la recogía porque entraba tarde a los estudios. Cuando ella tenía 11 años se vino a vivir conmigo hasta los 17 y luego se fue a la universidad. Eran buenos años, tenía dinero, podía permitirme lo mejor, buenos colegios, un buen hogar. Se ha convertido en la mujer que es gracias a todo lo que hice por ella. ¿Y tengo algún reconocimiento por ello? ¿Un gracias? Ni siquiera me habla. ¿Cómo de frío es eso".

"Meghan lo es todo para mí. La quiero y siempre lo haré", asegura ahora, y según el entrevistador habla "con orgullo en la mirada". Thomas Markle lo tiene muy claro: "No seré silenciado".