Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Meghan lloró cuando le dije que no podría llevarla al altar”, afirma su padre

Thomas Markle concede su primera entrevista después de la boda y de su operación de corazón y da detalles sobre cómo vivió el enlace real

Thomas Markle en una captura durante la emisión de la entrevista que ha concedido esta mañana a 'Good Morning Britain'.
Thomas Markle en una captura durante la emisión de la entrevista que ha concedido esta mañana a 'Good Morning Britain'.

Thomas Markle, el padre de la ya duquesa de Sussex, ha concedido su primera entrevista tras la boda de su hija con el príncipe Enrique el pasado 19 de mayo en el castillo de Windsor, en Reino Unido. Una ceremonia en la que estaba previsto que él fuera quien llevara del brazo a su hija hasta el altar y a la que finalmente no pudo acudir porque solo unos días antes se tuvo que someter a una cirugía de corazón que le impidió viajar a Londres.

Este mismo lunes, el padre de Meghan Markle, la exactriz de la serie Suits que ha conquistado el corazón del hijo pequeño del heredero de la corona y también de millones de británicos, ha hablado para el programa Good Morning Britain.

El ingeniero de iluminación retirado ha contado que no conoce personalmente al príncipe Enrique pero que ha hablado en varias ocasiones con él por teléfono. "Enrique me pidió la mano de mi hija por teléfono", ha explicado, "y yo le contesté: ‘eres un caballero, prométeme que nunca levantarás la mano contra mi hija y por supuesto que te concederé mi permiso". Markle también ha desvelado que al principio su hija solo le dijo que tenía un nuevo novio, pero no le dijo quién era. Cuando le confesó de quien se trataba, acordaron referirse a él como "H", para que nadie supiera su identidad.

Según el padre de la recién casada, el príncipe Enrique le ha parecido en sus conversaciones telefónicas "un hombre agradable, un caballero y muy simpático". "Es un tipo inteligente e interesante", ha explicado.

Carlos de Inglaterra acompañando a Meghan Markle al altar, el día de su boda.
Carlos de Inglaterra acompañando a Meghan Markle al altar, el día de su boda.

También le preguntaron sobre cómo se sentía respecto a la boda de su hija y no dudó en contestar: "Mi hija ha sido una princesa desde el día en que nació. Hizo una buena elección ¿verdad?". No tan contento se mostró respecto a su ausencia del enlace a causa de sus problemas de salud. Un momento muy emocional que confesó provocó la decepción de los contrayentes: "Meghan lloró, estoy seguro, y ambos me dijeron: 'cuídate, estamos realmente preocupados por ti". Thomas Markle, de 73 años, también explicó que él no tenía dudas sobre su deseo de acompañar a su hija por el pasillo de la capilla de San Jorge pero que su operación de corazón fue el motivo de su ausencia. De hecho, afirmó que vio la boda recostado en un sofá, convaleciente de su intervención quirúrgica: "Estaba muy orgulloso, también molesto por no poder ser yo quien acompañara a mi hija, pero todo el mundo estaba mirándola a ella y yo estaba feliz por eso. Me sentí honrado al ver al príncipe Carlos caminando con mi hija por el pasillo, no puedo pensar en un reemplazo mejor que él".

"Lo desafortunado para mí ahora es que soy una nota a pie de página en uno de los mejores momentos de la historia para un padre, y eso me molesta un poco. Pero nunca he visto algo más hermoso que mi hija", comentó refiriéndose al día de su boda.

Tras afirmar que aún no conoce a nadie de la familia del esposo de su hija, también manifestó su deseo de viajar en algún momento a Londres para hacerlo. Y en la conversación no pudo faltar el traspié que dio a ojos de la opinión pública cuando se conoció que había pactado unos fotografías, que parecían espontáneas, con unos paparazis. "Me di cuenta de que eso fue un grave error y es difícil cambiarlo", dijo Markle. También negó que lo hubiera hecho por dinero: "Pensé que sería una buena manera de mejorar mi imagen, pero obviamente todo se fue al infierno. Me siento mal por ello, me disculpé, fue un error".

A lo largo de la conversación dio algunos detalles que no se sabe si gustarán mucho al palacio de Buckingham, siempre tan estricto con el posicionamiento político de sus miembros. Thomas Markle manifestó que durante una conversación telefónica con el príncipe Enrique se quejó de que no le gustaba Donald Trump: "Él me dijo que le diera una oportunidad a Trump". También añadió que creía que Enrique de Inglaterra "estaba abierto al experimento del Brexit".

Meghan Markle y el príncipe Enrique en la boda de unos amigos el pasado sábado.
Meghan Markle y el príncipe Enrique en la boda de unos amigos el pasado sábado. GTRESONLINE

Respecto a las especulaciones sobre un embarazo de su hija, Markle afirmó que no creía que la cigüeña estuviera todavía en el aire: "Ella ha deseado tener hijos durante mucho tiempo y cuando conoció a Enrique y sabiendo cuanto lo ama, habrá un bebé en algún momento cercano".

Más información