Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El padre de Meghan Markle sobre su hija: “Está aterrorizada”

En una entrevista Thomas Markle afirma que ve el miedo de la duquesa de Sussex "en sus ojos, en su cara, en su mirada" y que no entiende las normas de la familia real británica

Meghan y Enrique, duques de Sussex, en la celebración del centenario de la RAF.
Meghan y Enrique, duques de Sussex, en la celebración del centenario de la RAF. AFP

Thomas Markle se ha convertido en la piedra del zapato de su hija Meghan y, por ende, de la familia real británica, a la que ahora la duquesa de Sussex pertenece y en la que está entregada a sus labores. Tras no asistir a la boda de su hija con el príncipe Enrique de Inglaterra, sexto en la línea de sucesión al trono británico, a causa de una operación de corazón, Markle ha querido hablar con algunos medios sobre cómo ve a su hija en su flamante papel. Y no parece que la respuesta sea muy positiva.

Según ha contado a The Sun, el padre de la exactriz asegura ver a su hija muy "estirada" en sus funciones públicas, que lleva desarrollando junto a su familia política desde hace dos meses, tras su enlace el pasado 19 de mayo. "Lo que veo en mi hija ahora mismo es que está aterrorizada", ha hecho público el técnico de iluminación, de 73 años.

"Lo veo en sus ojos, lo veo en su cara y lo veo en su sonrisa. He visto su sonrisa durante años. Conozco esa sonrisa. No me gusta la sonrisa que estoy viendo ahora", ha afirmado en una entrevista. "Ni siquiera es una sonrisa falsa, es una sonrisa de pánico", sostenido Markle.

Según el padre de la duquesa de Sussex, "hay un alto precio que pagar por pertenecer a esa familia". Por otra parte, también cree que puede ser algo temporal. "Quizá sea que están pasando un par de malos días en pareja. No lo sé. Me preocupa de verdad. Creo que está bajo mucha presión", afirma. Al señor Markle tampoco parece entusiasmarle el protocolo al que ha de someterse su hija tras haberse incorporado a la familia comandada por Isabel II, ni tampoco su ropa, que ve "ridícula": "Meghan parece salida de una película antigua". "¿Por qué en 2018 va vestida como en los años treinta? ¿Por qué tiene que taparse las rodillas?", se cuestiona.

Según el padre de la archifamosa duquesa, Meghan está muy metida en su tarea. "No culpo a Enrique ni a nadie pero siguen unas normas que para mí no tienen sentido. No son menos humanos que nadie. Bien sabe Dios que siento pena por ellos, que no pueden mostrar sus emociones", sentencia. Además, asegura que todavía "está pagando" por la boda: "Cada vez que alguien se me acerca para decirme: 'Qué pena, tu hija estaba guapísima'... Durante el resto de mis días tendré que vivir con eso".

"La familia real vive con normas pasadas de moda"

Enrique y Meghan durante su visita oficial a Dublín, Irlanda, el pasado 10 de julio de 2018. ampliar foto
Enrique y Meghan durante su visita oficial a Dublín, Irlanda, el pasado 10 de julio de 2018. Empics Entertainment

Según él, está siendo "vetado" de las fotos de la familia real británica porque podría sacar beneficio de sus apariciones. "Podría ganar 100.000 dólares simplemente acudiendo a un programa de televisión. Así que si me mudo a Londres y empiezo a vender tazas con la cara de mi hija, ¿me van a vetar? La familia real vive con normas pasadas de moda. La mitad de Gran Bretaña está haciéndose rica con fotos de mi hija y su marido. ¿Están vetados? ¿Tiene algún sentido para alguien? No lo pillo", asegura en la sincera entrevista en la que, asegura, ya ha "pedido disculpas a la casa real". 

Esta charla con los medios es la segunda de Markle, que unas semanas después del enlace habló con el programa Good Morning Britain. Entonces aseguró que no conocía al príncipe Enrique (aunque había hablado con él por teléfono, y que así le había pedido la mano de su hija). "Yo le contesté: ‘Eres un caballero, prométeme que nunca levantarás la mano contra mi hija y por supuesto que te concederé mi permiso", contó entonces Markle. Entonces afirmó de Enrique que le parecía "un hombre agradable, un caballero y muy simpático", además de "un tipo inteligente e interesante".

En aquel momento Markle, que vive retirado en Rosarito, una localidad de la Baja California, en México, también quiso hablar sobre el impacto que le supuso no acudir a la boda de su hija. "Estaba muy orgulloso, aunque también molesto por no poder ser yo quien acompañara a mi hija. Pero todo el mundo estaba mirándola a ella y yo estaba feliz por eso. Me sentí honrado al ver al príncipe Carlos caminando con mi hija por el pasillo, no puedo pensar en un reemplazo mejor que él".

La polémica rodea a la familia Markle desde el primer momento en el que se anunció su compromiso con Enrique. Sus hermanos de padre (pero no de madre) no han estado invitados al enlace: Samantha Grant además de acusarla de "trepa" estuvo implicada en un montaje fotográfico que pretendía perjudicarla pocos días antes de su boda; mientras que su hermano Thomas Markle Jr. escribió una carta a la revista InTouch donde le decía al príncipe que no era "demasiado tarde" para cancelar la boda: "Es una mujer hastiada y vanidosa que hará una broma de usted y de la familia real".