Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Vale una vida diez minutos?

Me refiero a la vida de un familiar o un amigo, o de alguien no tan cercano, de un señor que va por la calle: ¿vale su vida diez minutos? Me surge esta cuestión tras leer que dos sanitarios han sido condenados por no atender a un hombre que entró en parada cardiorrespiratoria cerca del centro de salud. Obviamente, la noticia me enerva por la falta de humanidad de estas dos personas, pero también porque me parece increíble que aún no se enseñe a hacer la reanimación cardiopulmonar en las escuelas. La RCP salva vidas y es tan sencillo que un niño puede hacerla. A la mayoría de las personas que entran en parada no se les practica una adecuada RCP en los primeros minutos, que son claves para la supervivencia.— Antonia María Castillo Aguilar. Málaga.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.