_
_
_
_

El primer dragón de Komodo hallado en Europa estaba en Cataluña

El lagarto, encontrado en un local de Cornellà de Llobregat, puede medir hasta tres metros de largo y pesar 160 kilos

Operación de la Guardia Civil, en la que encuentran un dragón de Komodo en Barcelona.Vídeo: Guardia Civil/EPV

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Nunca hasta ahora, según los anales policiales, se había recuperado en Europa un dragón de Komodo. Y el primero que se ha encontrado estaba en Cataluña. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha encontrado este martes a un ejemplar maltrecho de este peligroso y gigante lagarto en un local de Cornellá de Llobregat (Barcelona), criado y adquirido ilegalmente junto a otra veintena de animales vivos y especies protegidas. Estos convivían además con decenas de ratones con los que eran alimentados.

Más información
Mueren ocho rinocerontes negros en Kenia tras ser llevados a un santuario para preservarlos
La Guardia Civil recupera 191 perros de un criadero ilegal en Madrid
Un tiburón muerde a una modelo en una sesión de fotos en las Bahamas
Un dragón de Komodo no vale de animal de compañía

Los animales estaban al cuidado de un ciudadano norteamericano de 43 años que, a su manera, los cuidaba pero ha sido detenido por un delito contra la protección de la flora y fauna, otro de contrabando y uno de tenencia ilícita de armas. El Juzgado de Instrucción número 3 de Cornellà de Llobregat se ha hecho cargo del caso. El hombre detenido solía ir de manera regular al local para limpiarlo y alimentar a los animales. Cuando aseaba al dragón y a las otras especies, arrojaba a la calle "restos de agua sucia, material y excrementos de los animales".

La Guardia Civil ha reconocido implícitamente en una nota de prensa que llegó hasta este local por un chivatazo, o lo que es lo mismo, "al obtener una información que indicaba la posibilidad de que una persona pudiera poseer ilegalmente especímenes recogidos en el Convenio Internacional de Especies Amenazadas sin cumplir los requisitos legalmente establecidos".

Cuando el pasado 5 de julio entraron en el local, se encontraron con los animales. Allí estaba el dragón de Komodo (varaunus komodoensis), al que le faltaba una mano y tenía la cola cortada, una serpiente de cascabel (crotalus atrox), un escorpión, varias pitones de diferentes familias, lagartos, varanos, una boa de arena (erix colubrinus). Todos estos animales están protegidos por el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

El dragón Komodo encontrado en un local de Cornellà de Llobregat.
El dragón Komodo encontrado en un local de Cornellà de Llobregat.Guardia Civil

Pero la verdadera anormalidad era el dragón de Komodo, el lagarto más fornido del planeta, que puede medir hasta tres metros de largo y llegar a pesar 160 kilos. En su estado salvaje, son los lagartos más grandes del mundo —100 veces más que los más pequeños—, comen más del 50 % de su propio peso en una sola comida y pueden alcanzar la velocidad de los 20 kilómetros por hora. Además, sus dientes son reemplazables como los de los tiburones. Sus mordiscos suelen infectarse debido a las bacterias de su saliva, lo que les permite una caza pausada tras dar un primer mordisco a sus víctimas.

El instituto armado asegura que Europol ha confirmado que el dragón de Komodo es el primer ejemplar de esta especie, criado y adquirido ilegalmente, que se recupera en Europa. Los animales han sido depositados en dependencias del zoológico de Barcelona y en el Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC), mientras que los dos animales venenosos (la serpiente de cascabel y el escorpión) fueron entregados en la Escola de Natura de Parets del Vallés (Barcelona). 

Los animales incautados

Estos son los animales, en su mayoría reptiles, que han sido incautados en esta operación:

- Un Dragón de Komodo (Varanus Komodoensis),al que le falta una mano y presenta la cola cortada.

- Un varano Albigularix adulto del sur de África.

- Un escorpión de la familia Pandinus Imperator.

- Una boa arena (Erix Colubrinus).

- Una pitón Reginus.

- Una serpiente falsa de coral (Lampropeltis Triangulum).

- Una serpiente de la familia Crotalus Atrox.

- Una serpiente pitón Morelia de Nueva Guinea.

- Un lagarto de la familia Heloderma Horridum.

- Una serpiente Pitón Morelia de raza Macho.

- Tres serpientes pitones reales de la familia Python Regius.

- Un lagarto de la familia Heloderma Horridum.

- Un lagarto varano Varius.

- Tres serpientes de la familia Heterodon Nasicus.

- Dos serpientes Elaphe Guttatus.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_