Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sónar, ese lugar al que hay que ir

El festival barcelonés apuesta por el rigor artístico y científico en su 25 cumpleaños

Asistentes al festival en el recinto Sonar Día Village

"Musicalmente es una de mis referencias. Es mi festival favorito. Me acuerdo perfectamente de la primera vez que estuve allí. Fue en 2002 y tenía 18 años. Era año de Mundial y lo promocionaron con unas fotos de Maradona, que tardaron casi una semana en hacer, se las hicieron en un hotel en México. Y en un momento de la madrugada apareció un hombre con peluca y un balón de fútbol. A esas horas te crees cualquier cosa". Cora Novoa creció deseando ir al Sónar y cuando sus caminos se encontraron, nada volvió a ser lo mismo. La artista gallega vuelve al festival por segunda vez, tras estrenarse en 2010.

Hoy es una de las principales artistas de electrónica del país y subirá al escenario junto a su compañero de sello, Clip, a hacer un directo improvisado con la única compañía de dos moduladores y dos cajas de ritmo. "Sobre todo será música un poco oscurita y techno mental. Todo muy bailable para asegurarnos que la gente disfrute", promete.

Otro de los artistas de esta edición, Alizzz, es uno de los responsables del nuevo sonido de la escena urbana española. El oído de este DJ y productor se encarga de captar tendencias underground que triunfan entre el público y traducirlo en fórmulas musicales capaces de llegar a todas las audiencias. Diplo ya lo apadrinó bajo su sello y ahora, este DJ que pasó un tiempo en Berlín, contribuye a hacer de C.Tangana un ídolo en un viaje que comenzó con Antes de Morirme, su colaboración con Rosalía. Comenta que dentro del gremio internacional de profesionales, el Sónar es un festival más sofisticado que Coachella. "La calidad de la producción del sonido, del espacio, Barcelona... Todo el mundo está deseando venir aquí". 

Está claro que Sónar cumple 25 años rodeado de gente que lo quiere, y sopla velas como lo ha hecho siempre, apostando por la vanguardia musical y científica y sin anhelos de regodearse con su pasado. Apenas se ha dejado espacio a ese viaje hacia atrás, salvo con la exposición Ni flyers ni pósters. 25 años de imagen Sónar, en la Tecla Sala de L'Hospitalet (Barcelona). La edición 2018 se celebra los días 14, 15 y 16 de junio.  Por ella desfilarán todo tipo de artistas: "Hay artistas históricos como Terry Riley, fundador del minimalismo o el concierto de Alva Noto & Ryuichi Sakamoto en la clausura; grandes espectáculos con Gorillaz, LCD Soundsystem, Thom Yorke y Diplo; y hay unas nuevas generaciones muy presentes en el Sónar de Día, en este nuevo escenario XS, como Nathy Peluso, Muévelo Reina, Rels B o Rosalía, que va a estar mezclando el flamenco con la electrónica", explica Enric Palau, uno de los directores del festival.

El salto hacia el futuro no se queda solo en lo musical. Sónar apostará en esta edición por su nuevo escenario Sonar360, donde en una cúpula de 19 metros, la más grande de España, proyectará una programación exclusiva en formato inmersivo 360 y sonido 3D, con emisiones de la Societé des Arts Technologiques de Montreal y del Fulldome Research Group del Royal College of Arts, así como estudios audiovisuales de Barcelona como Onionlab o Eyesberg.

Sónar+D, el brazo tecnológico del festival, se ha propuesto una misión ambiciosa: imaginar los próximos 25 años de la música, Internet y la cultura digital. Para ello se centrarán en cinco ejes: la exploración especial, la música, las experiencias audiovisuales, Internet y la inteligencia. "Sónar+D es lugar donde estar, claro. Es el lugar donde tienes que estar si eres una persona curiosa que tiene ganas de conocer cosas distintas. Es la cocina de Sónar, el sitio donde se enseña cuáles son los procesos creativos. Cómo se hacen estas las proyecciones inmersivas 360, la realidad virtual... Es el sitio donde se encuentran el arte, la tecnología y la curiosidad", explica.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información