Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué fue de pipas Facundo?

El libro 'Los sabores de la memoria' mezcla en sus páginas marcas de comida de toda la vida con los recuerdos emocionales de esos alimentos

Anuncio clásico de pipas Facundo.
Anuncio clásico de pipas Facundo.

“No quiero irme de este mundo sin probar pipas Facundo”. Este claim inolvidable animaba a los consumidores a tomar este adictivo fruto seco. “El primer sonido que se oyó en una sala de cine [de España] fue el crujir de las pipas”, escribe Fernando Ruiz-Goseascoechea en su libro Los sabores de la memoria (Diábolo Ediciones). El autor, que lleva tiempo escribiendo sobre gastronomía y que vive entre República Dominicana y Madrid, acaba de publicar este volumen que habla sobre lo gastroemocional, donde mezcla marcas de comida “de toda la vida” con los recuerdos de esos alimentos.

El escritor Fernando Ruiz-Goseascoechea en la madrileña Taberna Carmencita. ampliar foto
El escritor Fernando Ruiz-Goseascoechea en la madrileña Taberna Carmencita.

“Se trata de una serie de marcas comerciales con las que hemos vivido en los años sesenta, setenta y ochenta y que nos han dejado una huella”, explica Ruiz-Goseascoechea desde Taberna Carmencita, en el madrileño barrio de Chueca. Sitio que no ha sido elegido al azar sino que también goza de solera, como todos los nombres que aparecen en el libro: Cola Cao, Cacaolat, Moritz, Donuts… “Muchas han desaparecido y me he dedicado a contextualizar cómo nacieron, su pasado y su evolución”, cuenta el autor. Así, sobre Facundo explica que fueron fundadas en 1944 en Villada (Palencia) por el matrimonio Facundo Blando y su esposa Lola de la Fuente.

Las imágenes de Los sabores de la memoria invitan a viajar al pasado. Mezcla dos tendencias muy en boga ahora mismo: la gastronomía y la nostalgia. Ruiz-Goseascoechea niega haberse subido a este carro: “Hay muchos libros de nostalgia, pero este tiene un tono reivindicativo”. ¿Qué reivindica? “El acervo gastronómico anterior a ElBulli”, responde raudo el autor. “El libro acaba en 1984 porque es cuando Ferran Adriá se puso al frente de ElBulli. En ese momento, no solo cambia el universo gastro español sino también el de todo el mundo, pero todo eso es el resultado de un movimiento y de una manera de cocinar que viene de antes”.

El autor ha dividido el volumen está dividido en dos: una primera parte dedicada a este viaje emocional por las marcas (lleno de imágenes y experiencias personales) y una segunda que resume la evolución de la gastronomía española durante el tardofranquismo y la Transición. En ese recorrido entra el mar y montaña, la tradición vasca o los orígenes de la nouvelle cuisine francesa. El autor resume las razones que le llevaron a adentrarse en esta historia: “Es un libro que me hubiera gustado que alguien escribiese y por eso lo he tenido que hacer”. Para los curiosos, hoy en día, las pipas Facundo siguen siendo una empresa familiar, que ya va por su tercera generación