Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dona (o adopta) lombrices y salva el planeta

Nace una red online de donantes de gusanos para el vermicompostaje

Dona (o adopta) lombrices y salva el planeta Ampliar foto

Separar la basura por categorías para el reciclaje es relativamente fácil pero dedicarse al vermicompostaje o a la lombricultura es harina de otro costal. No se trata de pillar los primeros gusanos que te aparezcan en el jardín, y trabajo resuelto. De hecho un vermicompostador es un ecosistema que contiene un determinado tipo de gusanos además de otros microorganismos necesarios para la degradación de los residuos vegetales, como bacterias y hongos.

La web plus2vers (más lombrices, en español) fue creada hace cinco años en Francia por David Regnier, experto en tratamiento de residuos y en lombricompostaje, con el objetivo de poner en relación donantes de lombrices con receptores y también para compartir información práctica sobre cómo gestionar bien esta práctica ecológica. Que todos y todas sean capaces de convertir sus residuos orgánicos en abono y así, reducir el peso de la basura.

Dona (o adopta) lombrices y salva el planeta

En el mapa interactivo de plus2vers aparecen 1.647 donantes de lombrices. Cuando se lanzó la iniciativa, hace 5 años, eran sólo 30. Hoy en día la mayoría de donantes se encuentran en Francia por razones obvias, aunque el proyecto se está extendiendo por varios países de Europa (en España aparece de momento un solo donante) y también más allá del Atlántico. De hecho la web está disponible no sólo en francés sino también en español y en inglés desde finales del pasado mes de mayo.

Este “tráfico” de lombrices permite evitar 2,9 toneladas de residuos al día. Se calcula que un vermicompostador supone evitar que 30 kilos de desechos (por persona y por año) acaben en la basura. Plus2vers permite también acceder a mucha información práctica de cómo mantener el vermicompostador correctamente, qué dar de comer a los gusanos, cuándo incorporar una nueva bandeja, cómo capturar gusanos… También dan consejos para los amantes del DIY que quieran fabricarse ellos mismos un vermicompostador.

Un vermicompostador supone evitar que 30 kilos de desechos (por persona y por año) acaben en la basura

Los gusanos, que tan mala prensa tienen, puesto que su nombre sirve en español para insultar a una persona, son en realidad un elemento clave para nuestra subsistencia y la del planeta. Representan entre el 60 y el 80% de la biomasa animal sobre la Tierra, humanos incluidos; son el menú principal de múltiples especies, y además son el mejor aliado para el agricultor puesto que enriquecen el suelo, permiten que se airee y limitan la erosión. A pesar de sus múltiples bondades al gusano no le va muy bien últimamente. El pobre es víctima también él del uso masivo de productos químicos en la agricultura industrial y su desaparición silenciosa y masiva ha provocado el empobrecimiento de los suelos cultivables y, por ende, el empobrecimiento del agricultor.

Así que en realidad donar lombrices, o recibirlas para mantener un vermicompostador, no sólo permite disminuir el volumen de desechos y reducir la huella ecológica sino que también permite contribuir a mantener vivito y coleando un pequeño ser vivo no muy agradable quizá a la vista pero fundamental para el ecosistema. A saber si un día no muy lejano nos veremos obligados a traspasar las lombrices domésticas a su hábitat de origen, a las tierras de cultivo, para que hagan lo que siempre fue su primer trabajo: permitir que la tierra siga produciendo sus frutos y que nosotros podamos seguir alimentándonos.

Más información