Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arquitectura tradicional para reducir el consumo energético

Los patios proporcionan espacios de privacidad en esta vivienda, aislando las estancias exteriores de las casas vecinas. Ver fotogalería
Los patios proporcionan espacios de privacidad en esta vivienda, aislando las estancias exteriores de las casas vecinas.

Una vivienda que aúna materiales naturales con la arquitectura tradicional mediterránea. Objetivo: reducir todo lo posible el consumo energético. Esta casa en la localidad mallorquina de Marrachí abre sus estancias a la paz de las Baleares.

TODO EMPEZÓ con una pareja que buscaba la máxima comodidad mediante el empleo de materiales naturales. Y así se concibió esta casa situada en el municipio mallorquín de Marrachí, construida para reducir al mínimo las emisiones de CO2 de sus propietarios. El proyecto no ha renunciado a pequeños lujos, en principio poco sostenibles, como una piscina. El primer paso para contener el consumo energético fue elegir componentes y cerramientos aislantes y transpirables. El enclave en una urbanización cercana a una autopista también llevó aparejado minimizar el ruido ambiental mediante una fachada exterior totalmente opaca. Bajo la idea de crear una barrera acústica y visual, la casa adquiere un carácter aparentemente introspectivo. Pero se abre hacia el sur a través de sus patios, manteniendo los rasgos típicos de la arquitectura mediterránea: pequeñas aberturas, porches, revestimientos de cal, paredes de mampostería de piedra y techos inclinados con teja árabe. Una fórmula infalible que ha dado como resultado esta habitabilidad ecorrelax en Mallorca.