Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kanye West ama a Trump

El rapero, ganador de 21 grammys, se ha lanzado a alabar al presidente norteamericano. La polémica que ha levantado puede ser una estrategia para promocionar sus proximos trabajos

El presidente de Estados Unidos Donald Trump con el rapero Kanye West en la Torre Trump de Nueva York en diciembre de 2013.
El presidente de Estados Unidos Donald Trump con el rapero Kanye West en la Torre Trump de Nueva York en diciembre de 2013. GETTY

Kanye West cree que es un Dios. Ya lo dejó claro en su disco Yeezus (2013) y esa es una de las razones por las que este rapero crea tanta controversia. Esta semana, su nombre ha aparecido constantemente en las noticias: primero porque anunció que había despedido a su mánager y a sus abogados; después por declarar su amor al presidente Donald Trump en una oleada de más de 40 tuits, y lo último ha sido el anuncio del lanzamiento de cinco álbumes en los que aparece como productor, incluidos dos propios.

“No tienes que estar de acuerdo con Trump, pero la muchedumbre no puede obligarme a que no lo quiera. Ambos somos energía de dragón. Él es mi hermano. Amo a todo el mundo. No estoy de acuerdo con todo lo que hace nadie. Eso es lo que nos hace individuos. Y tenemos derecho al pensamiento independiente”. Ese fue probablemente el tuit que hizo saltar las alarmas de la opinión pública el pasado miércoles. Pero fue solo uno de muchos mensajes que el rapero de 40 años escribió en la red social, en la que tiene más de 27 millones de seguidores, poco después de uno que decía “seamos como el agua” y antes de contarnos que es buen jugador de ping pong.

El jueves por la noche el rapero continuaba con su racha publicando cosas como: “Obama estuvo en el cargo por ocho años y nada cambió en Chicago” (la ciudad donde creció). Y también: “Es genial decir te odio. Pero no es genial decir te quiero. El amor tiene un estigma”. Y sí, se ha ganado el rechazo de varios colegas por su amor a Trump, pero es poco probable que esté dolido.

No es la primera vez que West, muy crítico con el expresidente George W. Bush, expresa su apoyo al actual presidente, y tampoco es raro que dé declaraciones dramáticas o chocantes. Entre sus arrebatos más sonoros se encuentra su defensa del bulo sobre que el SIDA es una enfermedad creada por el Gobierno de su país para deshacerse de gente indeseable. En Febrero de 2016 también usó Twitter para decir que Bill Cosby era inocente. Pero, sin duda, su momento más sonado fue cuando en 2009 le arrebató el micrófono a Taylor Swift en medio de su discurso de aceptación en los MTV Video Music Awards para decir que el vídeo de Single Ladies (Put a ring on it) de Beyoncé era uno de los mejores de la historia.

Kanye West y su mujer Kim Kardashian.
Kanye West y su mujer Kim Kardashian. getty

Las críticas por ese incidente lo obligaron a tomarse un descanso en su carrera, durante el cual aseguró que analizaría su vida y se concentraría en superar la muerte de su madre, fallecida dos años antes. Pero volvió recargado. Casado desde 2014 con Kim Kardashian, una de las estrellas de reality más reconocidas de Estados Unidos, West parece estar más lejos que nunca de sus comienzos.

A principios de los 2000, apenas sobresalía como creador de ritmos para la discográfica Roc-A-Fella Records, donde produjo éxitos para Jay Z o Alicia Keys. “Tuvo que convencer a la gente de que podía ser un rapero”, contaba la semana pasada John Legend en Nueva York durante una charla en el Festival de Cine de Tribeca. Justamente fue Kanye quien le consiguió a Legend su primer contrato discográfico, y ambos lanzaron su álbum debut en 2004, en febrero y diciembre respectivamente.

Pero pronto West destacaría como uno de los mejores de la historia. Hasta ahora ha ganado 21 grammys. Ha vendido más de 32 millones de discos en todo el mundo. Y sus trabajos The College Dropout (2004), Late Registration (2005) y My Beautiful Dark Twisted Fantasy (2010) son de los más alabados por la crítica.

Su personalidad explosiva es, sin embargo, la que le ha granjeado el fervor de los fanáticos y la prensa. Esta semana, la revista People trató de explicar su nuevo arrebato, publicando que se trataba de una pelea con su suegra, Kris Jenner. Según esta publicación la matriarca del clan Kardashian estaba preocupada de que su marca se viera afectada por el comportamiento errático e incontrolable de su yerno.

Pero luego el portal TMZ anunció que el rapero planea un lanzamiento multiplataforma que comenzará el 25 de mayo y que, supuestamente, incluirá su nuevo trabajo en solitario, otro del grupo Kids See Ghost (formado por él y Kid Cudi), dos de los raperos Pusha T y Nas, y uno de la cantante Teyana Taylor. “Lo opuesto a errático”, dicen en el titular, insinuando que solo busca atención para promocionarse, y probando que, por más disparatado que parezca la jugada, podría salirle otra vez bien a Kanye West.