Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Donar leche materna es necesario. Lo ideal sería que ningún bebé ingresado tome fórmulas artificiales”

Muchas madres han donado este alimento para ayudar a más de 4.000 bebés. El banco de leche del Hospital 12 de Octubre ha suministrado en una década más de 10.000 litros

Rocío Tarrida, madre de trillizos, sostiene a uno sus hijos en la unidad de Neonatología del Hospital 12 de Octubre.

Son las 11.00 horas de la mañana y una de las salas de la unidad de Neonatología del Hospital 12 de Octubre está abarrotada de bebés. La mayoría de ellos son prematuros o recién nacidos con algún tipo de enfermedad o trastorno metabólico. Entre los lloros y el ir y venir de las enfermeras, varias madres alimentan a sus pequeños con biberones de leche. Y esa leche no proviene de ellas, sino de otras madres donantes. Entre los recién nacidos está Gael, un bebé prematuro que, junto a sus dos hermanos trillizos, no ha podido amamantar. "Apenas me daba para alimentar a uno, hacerlo con los tres era casi una misión imposible", cuenta Rocío Tarrida, mientras sostiene al pequeño en sus brazos. Gael es solo uno de los más de 4.000 niños que se benefician de la leche donada por madres de forma altruista en el Hospital 12 de Octubre.

"La leche materna ejerce un papel protector muy importante en lo recién nacidos y ayuda a prevenir muchas patologías intestinales", explica Nadia García, neonatóloga y responsable del banco de leche del hospital. Cada vez son más las madres que optan por donar leche materna: en 10 años alrededor de 1.700 madres han conseguido dar 10.000 litros de este alimento al banco.

En la sala de espera, Araceli García aguarda para entregar la bolsa llena de frascos que lleva entregando regularmente durante sus dos embarazos. "Es algo que te puede sobrar y que puede ayudar a muchos bebés. No te supone nada y das mucho", argumenta Araceli, mientras se dirige a la consulta.Desde que donó por primera vez ha incorporado la extracción de leche a su rutina: "No abandonas ninguna otra tarea. Donar leche materna es fácil. Puedes sacarte unas cuantas gotas mientras ves la tele, por ejemplo". En el banco de leche, Araceli ya es otra más. Tras entregar la bolsa con la muestra que ha ido almacenando en el congelador de su casa, recoge material vacío para volver a rellenarlo. "Empiezas a ver casos y a conocer a la gente que has ayudado y te das cuenta de que sirve para algo", dice emocionada Araceli. "Hasta la semana que viene", le despiden por el pasillo las trabajadoras del banco.

Cómo donar

Las candidatas que quieran donar tienen que realizar una entrevista, firmar un consentimiento, rellenar una encuesta de salud y hacerse una analítica para descartar enfermedades transmisibles. Si todo está en regla, se les entrega todo el material que necesitan: frascos, acumuladores de frío, bolsas para transportar la leche y esterilizar. Además, se les enseñan todos los pasos para una correcta extracción así como las medidas higiénicas que deben mantener. Las donaciones son anónimas, aunque en ocasiones se organizan jornadas entre donantes y madres de bebés receptores.“Donar leche materna es necesario. Lo ideal sería que ningún bebé ingresado tome fórmulas artificiales”, afirma Nadia García, mientras se prepara para recibir a otra mujer solitaria dispuesta a donar leche materna.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información