Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piel centenaria, una casa de campo de ensueño en Italia

Piel centenaria, una casa de campo de ensueño en Italia Ver fotogalería

Junto al lago de Garda, en el norte de Italia, una casa del siglo XVII, ampliada y reconvertida en vivienda del siglo XXI, presume de fachada trasera móvil para fundir el interior con el exterior durante el buen tiempo.

Restaurar sin traicionar, ampliar sin camuflar y rescatar sin disfrazar. Todo eso consigue la ampliación de esta vivienda firmada por los arquitectos de la ciudad italiana de Bolzano Gerd Bergmeister y Michaela Wolf (BergmeisterWolf). Partiendo de una casa del siglo XVII, con un jardín de cítricos y palmeras que acaricia la orilla del lago de Garda, los proyectistas mezclaron historia y futuro. Dieron con grandes piedras recuperadas de iglesias demolidas en centros históricos y las combinaron con hormigón, acero y vidrio para fortalecer y ampliar la nueva casa. El resultado actualiza la tradición. Sumando un anexo y eliminando divisiones internas, hoy conviven en la planta baja un gran salón y un comedor-cocina que, gracias a un sistema automatizado de puertas correderas en ángulo, pueden convertirse en porche cuando llega el buen tiempo.

Escasa pero selectamente amueblado y fácil de mantener, el interior de la casa contrasta con un esmerado jardín, minuciosamente cuidado por un floricultor octogenario. Las palmeras, limoneros, naranjos y melocotoneros conviven con los olivos, cuyos frutos todavía recoge a mano Sandro, el jardinero, subido a una escalera.