Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Muere un famoso domador de serpientes malasio por el mordisco de una cobra

Abu Zarin Hussin se dedicaba a cazar estos reptiles y en 2015 estuvo en coma por el veneno de una cobra

Bangkok / Kuala Lumpur
Abu Zarin Hussin, en una imagen de marzo de 2017.
Abu Zarin Hussin, en una imagen de marzo de 2017. Getty Images

El famoso domador de serpientes malasio Abu Zarin Hussin ha muerto este viernes debido al mordisco letal de una cobra, han informado medios locales. Tenía 33 años y trabajaba para los bomberos de la ciudad de Temerloh. No era la primera vez que era atacado por estos animales. Con anterioridad, había sido mordido en numerosas ocasiones. En 2015, incluso pasó dos días en coma por el veneno de otra cobra, pero logró sobreponerse. Esta vez, sin embargo, ha sido letal. Tras pasar cuatro días ingresado, finalmente ha fallecido.

Abu Zarin Hussin, en el hospital tras el mordisco de una serpiente venenosa.
Abu Zarin Hussin, en el hospital tras el mordisco de una serpiente venenosa. Getty

Khiruddin Drahman, director del departamento de bomberos y rescates de Kuala Lumpur, ha explicado que Abu Zarin atendió una llamada de emergencia mientras estaba de servicio junto a su mujer. Fue el lunes pasado. En el aviso, alertaban de la presencia de una serpiente de anteojos en Betong, un municipio situado a unos 60 kilómetros al oeste de Temerloh. Como en muchas ocasiones anteriores, tras recibir el aviso, salió a cazar el reptil, que acabó con la vida del domador, experto en este tipo de reptiles. 

"La serpiente que [Abu Zarin] atrapó era una cobra escupidora salvaje [muy tóxica]. Un solo mordisco puede matar a un elefante", ha explicado Drahdam. "Hemos perdido a un trabajador con mucho talento. Lo que ha ocurrido es trágico", ha añadido el director del departamento de bomberos y rescates de Kuala Lumpur. 

Los bomberos son enviados habitualmente a cazar serpientes venenosas en Malasia. El país alberga a 35 serpientes venenosas, sin incluir las acuáticas, entre ellas la cobra real (Ophiophagus hannah) y tres especies del género búngarus, también conocido como kraits, cuyo veneno es capaz de matar a un ser humano en media hora.

Abu Zarin era conocido por enseñar a otros trabajadores más jóvenes cómo atrapar serpientes venenosas sin necesidad de matarlas. Aprendió de su padre, a quien él llamaba "encantador de serpientes", las habilidades para lidiar con estos peligrosos reptiles. En 2007, comenzó a entrenar serpientes, según ha publicado Star Online.

Tenía una cobra como mascota. Hace dos años, alcanzó cierta fama después de que se publicara una información errónea que aseguraba que se había casado con una serpiente porque creía que el reptil era la novia de su padre reencarnada. El año pasado, tras su participación en el programa televisivo Asia's Got Talent, adquirió aún más popularidad al conseguir llegar hasta cuartos de final. En Internet había colgados numerosos vídeos y fotografías suyas. 

Más información