Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Los quebrantahuesos ponen huevos en los Picos de Europa 60 años después

Técnicos del proyecto europeo LIFE confirman que una pareja de estas aves están incubando huevos

Un quebrantahuesos surca los cielos de la zona del Pirineo de Aragón.

Hace algo más de medio siglo, los vecinos que habitaban los pueblos cercanos a los picos de Europa dejaron de alzar la vista hacia al cielo para observar, a veces con temor, el majestuoso vuelo de los quebrantahuesos, la especie de ave que se alimenta del tuétano de los huesos y de los huesos mismos de los animales muertos que encuentra. Ahora, 60 años después de su desaparición en esta zona, estos buitres regresan a los altos picos de la parte central de la cordillera Cantábrica. Una pareja de buitres barbados (Gypaetus barbatus) está incubando un nido y se espera que nazca un polluelo dentro de varios meses, según han informado este martes técnicos del proyecto europeo LIFE. Este ave está considerado como un animal en grave peligro de extinción.

El macho Casanova —procedente de los Pirineos— y la hembra Deva —cedida por el Gobierno de Aragón— fueron liberados en 2011 como precedente del proyecto europeo LIFE + Red Quebrantahuesos 2013-2018. El sector de nidación se estableció en una zona determinada que garantizase una buena calidad de vida para la especie, localizado en la vertiente asturiana del mismo Parque Nacional. El nido está localizado en una pared vertical y a una altura considerable, en las proximidades de otro que la misma pareja construyó el año pasado y en el que no consiguió tener crías. 

A principios de febrero, la unidad reproductora publicó que había indicios de una puesta de huevos y de su incubación, pero las malas condiciones climatológicas, como las avalanchas de nieve, han impedido confirmarlo hasta esta semana, cuando un técnico de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) grabó el relevo de las aves con claridad. Como el resto de águilas, estos carroñeros se turnan para incubar los huevos y cuidar el nido.

El éxito de reproducción de esta especie es bajo, especialmente en unidades reproductoras inexpertas, según ha explicado la FQC. Tras la pérdida de la puesta de la temporada pasada —los quebrantahuesos suelen poner de uno a dos huevos entre diciembre a marzo—, la fundación confía en que en 2018 nazca un polluelo de quebrantahuesos, que coincide con el centenario de la declaración de los Picos de Europa como Parque Nacional.

El quebrantahuesos es una especie de ave rapaz que puede llegar a medir tres metros de envergadura y pesar hasta siete kilos. Habita las zonas montañosas del norte de España (Cordillera Cantábrica y Los Pirineos), los Alpes, norte de África, el Gran Valle del Rift, Sudáfrica, Grecia y desde Anatolia hasta los montes Tian Shan y el Himalaya en Asia. Su nombre hace alusión a la costumbre de esta especie de soltar huesos desde grandes alturas para quebrarlos contra las rocas y poder ingerir fácilmente el tuétano que se encuentra en su interior.

Más información