Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EQUIPO DE COMUNICACIÓN

EL PAÍS invita a Eduardo Arroyo a su estand de ARCO

El artista madrileño compone una alegoría de las amenazas que ha sufrido y sufre España a través de moscas y calaveras

El artista Eduardo Arroyo. EL PAIS / Foto: EFE

Eduardo Arroyo (Madrid, 1937) es el invitado del estand de EL PAÍS en la edición de 2018 de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO), que se ha inaugurado este miércoles en Madrid. El artista ha creado, a través de 90 moscas, una alegoría de las amenazas que considera que ha sufrido y sufre España. La composición, titulada El paraíso de las moscas, está inspirada en su abuela Concha, a quién de niño observaba ensimismado mientras cazaba moscas en su casa de León.

La dictadura franquista expulsó a Arroyo de España y París lo empujó a la pintura. El zumbido de las moscas le ha acompañado desde entonces como una metáfora del estado de su país natal. “Creo que hemos mejorado de aquellas moscas a estas. Aunque puede que, las que quedan ahora, piquen mejor”, advierte el artista. Los insectos se integran en un conjunto escultórico que incluye calaveras, una referencia al pasado. El resultado es una propuesta con carácter teatral, reminiscencia del trabajo escenográfico que Arroyó ha realizado en su dilatada carrera.

Destacado miembro de la figuración narrativa europea, el artista aprovecha el espacio de EL PAÍS en ARCO para continuar reflejando su condición de exiliado y su preocupación por el estado de España, dos circunstancias que lleva plasmando de manera más o menos explícita desde los inicios de su andadura artística. Él mismo lo reconoce: “Creo que siempre he trabajado en mi autobiografía, aunque lo haya ignorado durante largo tiempo, olvidado sería la palabra más justa”.

La confección del pabellón 

EL PAÍS, a través de su departamento de eventos, trabaja con la empresa de montaje INK para confeccionar el pabellón. A su vez, estos están en continuo contacto con el artista para coordinar el proyecto y que esté dentro de las normas que ARCO marca para las instalaciones.

"Dibujamos planos y perspectivas para su aprobación por todos los implicados y una vez consensuado pasamos los despieces a nuestro taller para su fabricación y montaje de las estructuras arquitectónicas en las que intervienen los distintos oficios, carpinteros, iluminadores, moquetistas, pintores, tapiceros, rotulistas...", explican desde la empresa. Ricardo Arroyo ha sido el arquitecto encargado del diseño del estand de este año. A pie de obra ha contado con el artista para proceder a la instalación de cada pieza. 

El trabajo de INK termina cuando el certamen concluye y desmontan y embalan cada pieza devolviéndola al punto de origen, en este caso, el taller de Eduardo Arroyo.