Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Microuniversidades’ agrícolas sobre el terreno

Las escuelas de campo de la FAO llevan casi tres décadas impulsando la participación de los agricultores en su propia formación

  • Las escuelas de campo, impulsadas por la FAO (agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura) están presentes en 90 países. A pesar de su nombre, no se trata de escuelas en sentido estricto, sino de una forma de encarar la capacitación agrícola, ya sea en el control de pestes y plagas, la gestión del agua, el acceso a mercados o el aumento de la productividad. En la aldea de Maphungwane al este de Suazilandia, una de estas escuelas impulsa la inclusión de las mujeres y la mejora de la nutrición, al tiempo que forma parte de una red nacional de 800 huertos que usan el riego por goteo.
    1Las escuelas de campo, impulsadas por la FAO (agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura) están presentes en 90 países. A pesar de su nombre, no se trata de escuelas en sentido estricto, sino de una forma de encarar la capacitación agrícola, ya sea en el control de pestes y plagas, la gestión del agua, el acceso a mercados o el aumento de la productividad. En la aldea de Maphungwane al este de Suazilandia, una de estas escuelas impulsa la inclusión de las mujeres y la mejora de la nutrición, al tiempo que forma parte de una red nacional de 800 huertos que usan el riego por goteo.
  • Una sesión de evaluación de los suelos con los miembros de las escuelas de campo de Kirushiya (Tanzania). A través de estas evaluaciones sobre el terreno, para las que solo hace falta usar un cuchillo, los agricultores rurales conocer la salud de los suelos y su humedad sin recurrir a caros exámanes en laboratorio. La idea es que cualquier formación sea adaptada al terreno y las condiciones de cada lugar, y que los agricultores no sean meros oyentes, sino que participen, experimenten e intercambien para ir generando conocimiento e innovación agrícola específica para cada entorno.
    2Una sesión de evaluación de los suelos con los miembros de las escuelas de campo de Kirushiya (Tanzania). A través de estas evaluaciones sobre el terreno, para las que solo hace falta usar un cuchillo, los agricultores rurales conocer la salud de los suelos y su humedad sin recurrir a caros exámanes en laboratorio. La idea es que cualquier formación sea adaptada al terreno y las condiciones de cada lugar, y que los agricultores no sean meros oyentes, sino que participen, experimenten e intercambien para ir generando conocimiento e innovación agrícola específica para cada entorno.
  • Dangala, República Centroafricana. El facilitador de la escuela de campo, Samson Dangaza, debate con agricultores locales los resultados obtenidos con un método mejorado de cultivo de cacahuetes.
    3Dangala, República Centroafricana. El facilitador de la escuela de campo, Samson Dangaza, debate con agricultores locales los resultados obtenidos con un método mejorado de cultivo de cacahuetes.
  • Semillas de papaya en un vivero de la escuela de campo de Gakindo, al sur de Ruanda. En esta zona, dadas las características del suelo, han decidido cubrir con hojas secas las áreas cultivadas para así retener agua y prevenir la erosión.
    4Semillas de papaya en un vivero de la escuela de campo de Gakindo, al sur de Ruanda. En esta zona, dadas las características del suelo, han decidido cubrir con hojas secas las áreas cultivadas para así retener agua y prevenir la erosión.
  • Lucy Kathegu Kigunda (sujetando el cuaderno) y otras miembros de una escuela de campo cerca de Meru (Kenia). Estas agricultoras están comprometidas a mejorar su producción (y sus ingresos) con los principios de rotación de cultivos, mínimo trastorno para el suelo y cubierta permanente del mismo.
    5Lucy Kathegu Kigunda (sujetando el cuaderno) y otras miembros de una escuela de campo cerca de Meru (Kenia). Estas agricultoras están comprometidas a mejorar su producción (y sus ingresos) con los principios de rotación de cultivos, mínimo trastorno para el suelo y cubierta permanente del mismo.
  • Goma Panthi Khatri, de 41 años, es la presidente del grupo de granjeros para la adaptación al cambio climático de Narapani Bhuwandanda, en Nepal. “Nos están enseñando a solucionar los problemas creados por el cambio climático, y yo luego le enseño a mi marido lo que aprendo en la escuela de campo".
    6Goma Panthi Khatri, de 41 años, es la presidente del grupo de granjeros para la adaptación al cambio climático de Narapani Bhuwandanda, en Nepal. “Nos están enseñando a solucionar los problemas creados por el cambio climático, y yo luego le enseño a mi marido lo que aprendo en la escuela de campo".
  • Las escuelas de campo se introdujeron en Jordania en 2003, para el programa de control integradode pestes. En lugares como Karak (en la imagen), los agricultores tratan hoy 16 temas distintos relacionados con cultivos como los tomates, las sandías o los pepinos.
    7Las escuelas de campo se introdujeron en Jordania en 2003, para el programa de control integradode pestes. En lugares como Karak (en la imagen), los agricultores tratan hoy 16 temas distintos relacionados con cultivos como los tomates, las sandías o los pepinos.
  • Preparación de viveros en el seno de una escuela de campo en Malí. Se estima que este proyecto dará lugar a casi 400 empleos para jóvenes malienses y mejorará la calidad de otros 1.000 relacionados.
    8Preparación de viveros en el seno de una escuela de campo en Malí. Se estima que este proyecto dará lugar a casi 400 empleos para jóvenes malienses y mejorará la calidad de otros 1.000 relacionados.
  • Pescadores de Bondo (Kenia) y participantes de una escuela de campo trabajan con redes especiales en el Lago Victoria, en un esfuerzo por preservar los menguantes bancos de peces. Las escuelas de campo no solo se dirigen a agricultores, sino tambien a ganaderos o pescadores de pequeña escala.
    9Pescadores de Bondo (Kenia) y participantes de una escuela de campo trabajan con redes especiales en el Lago Victoria, en un esfuerzo por preservar los menguantes bancos de peces. Las escuelas de campo no solo se dirigen a agricultores, sino tambien a ganaderos o pescadores de pequeña escala.
  • Un especialista de la FAO instruye a agricultores de Kirgicistán en nuevas técnicas de cultivo en Jalal-Abad Oblast. Esta escuela de campo busca diversificar los productos que obtienen los campesinos.
    10Un especialista de la FAO instruye a agricultores de Kirgicistán en nuevas técnicas de cultivo en Jalal-Abad Oblast. Esta escuela de campo busca diversificar los productos que obtienen los campesinos.