Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por PABLO LEÓN Y MIGUEL ÁNGEL MEDINA

Una plataforma ciclista pide un carril bici en la Castellana

El colectivo, que agrupa a asociaciones como Pedalibre y Bicilineal y a numerosos pedaleantes, ha lanzado este lunes una campaña para apoyar el proyecto

Imagen de este martes del paseo de la Castellana, por donde cada día pasan miles de vehículos.
Imagen de este martes del paseo de la Castellana, por donde cada día pasan miles de vehículos.

"Madrid ha llegado tarde a la movilidad sostenible: como reconocía la propia alcaldesa, el 80% del espacio público está destinado a los vehículos privados, que solo usan el 29 % de los ciudadanos y ciudadanas. ¡La ciudad necesita un cambio urgente!". Así arranca el manifiesto que ha lanzado este lunes la plataforma por un carril bici en la Castellana, una iniciativa que agrupa tanto a asociaciones -como Pedalibre, Biciclistas Montserrat y Bicilineal- como a decenas de ciclistas que pedalean normalmente por las calles de la capital con un único objetivo: conseguir que el Ayuntamiento de Madrid se comprometa a realizar una infraestructura ciclista segura de norte a sur por una de las avenidas más emblemáticas de la ciudad.

La campaña se ha lanzado este lunes en redes sociales bajo la etiqueta #carrilbiciCastellana (que aglutina ya centenares de menciones) e incluye un vídeo con imágenes que tratan de mostrar la necesidad de esta obra para favorecer la movilidad ciclista y lograr que cada vez más ciudadanos se animen a usar la bici en la capital. Además, viene acompañada por una recogida de firmas en la plataforma Change.org que en solo 24 horas casi reunió 3.000 apoyos.

El manifiesto explica que "el modelo insostenible de accesos a la capital ha convertido a numerosas calles en auténticas autopistas urbanas, donde los coches van a velocidades que comprometen la seguridad de las personas. Los tubos de escape de los motores generan constantes episodios de contaminación que provocan enfermedades respiratorias y dañan gravemente nuestra salud".

Por eso, continúa el manifiesto, "colectivos, asociaciones, ciclistas y ciudadanía en general, pedimos a los partidos políticos que se sumen a una iniciativa sencilla que podría suponer una enorme mejora en la calidad de vida de los habitantes de Madrid: un carril bici de uso exclusivo y seguro en todo el eje de la Castellana (paseo del Prado, paseo de Recoletos y paseo de la Castellana)".

Logo de la campaña por un carril bici en la Castellana.
Logo de la campaña por un carril bici en la Castellana.

En opinión de la plataforma, "un carril bici en la Castellana funcionará como polo de atracción para que cada vez más personas (al margen de su capacidades, edad y género) vean la bicicleta como un medio de transporte sostenible y una alternativa real, eficaz y no contaminante para moverse por la ciudad. Servirá además para dar visibilidad a la bici que, todavía, es un medio de transporte muy minoritario en Madrid, a diferencia de muchas otras grandes ciudades españolas y europeas (Valencia, Sevilla, Barcelona, Ámsterdam, Londres…). Un carril bici segregado del tráfico motorizado es una vía atractiva y cómoda que elimina el factor estrés al que no se tienen que enfrentar otros medios de transporte. Su carácter inclusivo se hace extensible además de a las bicicletas a otras formas de moverse que pueden beneficiarse de ello, como sillas de ruedas eléctricas, patinetes, etcétera. Este carril bici fomentará la intermodalidad tren-bici".

El manifiesto ha recibido numerosos apoyos a lo largo de la jornada, entre ellos el del delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital, José Manuel Calvo: "Sería bueno y necesario. A esto hay que prestarle mucha atención y considerarlo en serio", escribía en twitter. También se sumó a la iniciativa el diputado de Unidos Podemos Juan López de Uralde: "Me parece muy necesario un #carrilbicicastellana y por eso apoyo esta petición. Más bicis y menos coches por la Castellana". Además, mandaron mensajes para respaldar el manifiesto el ciclista Eduardo Chozas y la cantante Christina Rosenvinge.