Deniegan la entrada a bordo de un avión a un pavo real

La compañía aérea United Airlines señaló que el animal no cumplía los requisitos de peso y tamaño

Un pavo real subido a un portaequipajes.

La aerolínea United Airlines denegó ayer la entrada a bordo de un avión del aeropuerto de Newark (EE UU) a un pavo real y su dueño ya que el animal no cumplía los requisitos de peso y tamaño que las políticas de la compañía estadounidense exigen. En un comunicado, la aerolínea señaló que la dueña del pavo real no aceptaba un "no" por respuesta y explicó que se trataba de un animal de apoyo. Este tipo de mascotas suelen ser perros y se debe demostrar que su presencia es necesaria para la salud mental de su dueño o para la terapia que esté siguiendo. "Le avisamos en tres ocasiones antes del día del vuelo de que viajar en esas condiciones era imposible aunque hubiera sacado un billete diferente para el animal", declaró United Airlines.

La aerolínea también indicó que los pasajeros deben entregar la documentación firmada por un médico profesional que especifique la necesidad de llevar consigo un animal 48 horas antes de embarcar. Fuentes del aeropuerto explicaron que no es la primera vez que la dueña de este pavo real intenta embarcar con el animal desde diferentes aeropuertos y aerolíneas, incluyendo el neoyorquino JFK, y se le deniega el acceso. En esta ocasión, en Newark, se le reembolsó el precio de los billetes y se le pagó un taxi para que pudiera regresar a su hotel.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS