Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carles Bosch y 'Quinto', así entrena un perro de rescate

El entrenador militar de perros Carles Bosch, con su pastor belga Uruk (derecha), ya jubilado, y su pastor alemán Quinto, en activo.

URUK’, ‘QUINTO’ y Carles Bosch forman un trío de campeones. Los perros de este adiestrador de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de Bétera, en Valencia, son expertos en rescatar personas. Bosch ha participado con ellos en misiones de búsqueda de montañeros extraviados y juntos han ganado la competición militar de adiestradores de perros: con Quinto en 2017 y con Uruk en 2015. Este pastor belga fue su primer alumno canino. Cuando lo conoció tenía un año y ahora que está jubilado (“se retiran a los ocho años”) vive con él y Quinto ocupa su lugar en el trabajo.

Carles Bosch y 'Quinto', así entrena un perro de rescate

“La vida de estos perros es como la de un atleta de élite. No pueden jugar todo el tiempo porque, si les toca trabajar, deben estar descansados y motivados”, dice Bosch, valenciano de 35 años. Por eso, como hizo Uruk en su día, Quinto duerme solo una noche a la semana en casa de su guía. El resto las pasa en las instalaciones de la UME, donde entrena a diario: corre ocho kilómetros y realiza ejercicios en zonas de escombros habilitadas para ello. “En general, lo más difícil es que caminen por superficies inestables, porque les da miedo”. La confianza con su dueño facilita la tarea. “Al vivir y trabajar juntos desde que son cachorros, la conexión es enorme”, explica el adiestrador. Ese vínculo le llevó a adoptar a Uruk cuando se jubiló. Lo mismo que ocurrirá con Quinto a finales de 2019. Así que pronto serán tres en casa. Y una noche a la semana, cuatro. Porque el militar ya está entrenando a su próximo perro rescatador, Pombo. “A este paso, tendré que comprar una casa más grande”. 

'Quinto' entrena en una zona de escombros.
'Quinto' entrena en una zona de escombros.