Un año de moda para estrenar

Importantes diseñadores buscan empleo en un 2018 en el que la industria seducirá por igual en museos y documentales

El desaparecido fotógrafo Bill captado en 2015, durante la Semana de la Moda en Nueva York.
El desaparecido fotógrafo Bill captado en 2015, durante la Semana de la Moda en Nueva York.Mike Coppola (Getty Images )
Más información
La moda se afianza en los museos
2017, el año en que doña Letizia reinó en la lista de las mejor vestidas
Cinco claves que deja la industria de la moda en 2017

La moda no entiende de finales ni de principios, vive en perpetuo movimiento. Si 2017 fue un año intenso en el que la industria encontró en el activismo una forma de manifestarse, 2018 promete ser tan vivo como el año que le precede. Ya hay marcados en el calendario acontecimientos que prometen cambiar las cosas.

Céline sin Phoebe y otras firmas huérfanas. Dos días antes de Navidad se confirmaba la salida de Phoebe Philo de Céline, la casa para la que ha desarrollado durante una década un magnífico trabajo. Pronto se hicieron sentir las condolencias de admiradoras y clientas, lamentándose de dónde encontrarán ahora esas prendas capaces de aunar fantasía y practicidad para la mujer moderna que tan bien había hilado Philo. Y es que el legado de esta inglesa ha sido inmenso, ya que sus diseños han resonado en todo tipo de marcas, tanto de lujo como de moda rápida. Y si bien algunos se consuelan imaginándola en Burberry o incluso en Chanel, Cathy Horyn en The Cut habla de un adiós para siempre del mundo de la moda. Céline no es la única marca que necesita nuevo director creativo este 2018. Jonathan Saunders renunció a seguir en Diane Von Fürstenberg y Nicola Formichetti dejaba la dirección creativa de Diesel. Aunque quizá lo más llamativo sea la larga lista de solventes diseñadores sin empleo y el hecho de que cada vez es más difícil crear equipos longevos: Hedi Slimane, Riccardo Tisci, Stefano Pilati, Alber Elbaz y Peter Copping quizá encuentren este año una casa en la que seguir desarrollando sus ideas.

La diseñadora Phoebe Philo en una imagen de 2011.
La diseñadora Phoebe Philo en una imagen de 2011.Willy Vanderperre (Getty Images)

La moda en la gran pantalla. Los entresijos del sector generan cada vez más interés y los documentales han encontrado un nuevo filón. La distribuidora de las películas Dior and I, que retrató el proceso de elaboración de la primera colección de Raf Simons para la firma, y Dries, dedicado al belga Dries Van Noten, prepara un documental sobre Vivienne Westwood. Dirigido por Lorna Tucker, Westwood: Punk, Icon, Activist ofrece un retrato íntimo de la diseñadora y activista, desde sus inicios en la génesis del movimiento punk junto a su excompañero Malcom McLaren hasta hoy, comprometida con el cambio climático. También se estrenará The Times of Bill, el segundo documental sobre el desaparecido fotógrafo de streetstyle Bill Cunningham, construido a partir de una entrevista inédita al personaje y que contará con la voz en off de la actriz Sarah Jessica Parker.

Estilo en los museos. Este 2018 la gala del Met versará sobre religión. Si la alfombra roja se llenará en mayo de ángeles y demonios, en el museo las prendas inspiradas en la iconografía religiosa dialogarán con ropas y obras de arte traídas expresamente desde el Vaticano. Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination no será la única gran exposición de 2018. En el Victoria and Albert Museum de Londres se prepara una gran muestra sobre la compleja relación entre la moda y la naturaleza: Fashioned From Nature. El museo planea también una exposición sobre el estilo de Frida Kahlo. En la misma ciudad, el Design Museum mostrará a partir de mayo Azzedine Alaïa: The Couturier, una gran retrospectiva en la que colaboró el diseñador tunecino antes de fallecer. Y en París, el Galliera, ahora dirigido por las española Miren Arzalluz, se volcará en el legado de Margiela.

El ultravioleta y otros colores. El Instituto Pantone sorprendió con la elección del ultravioleta como color de 2018. Un tono vibrante, enérgico y atrevido que rompe estereotipos e invita a buscar respuestas en el más allá. Pero sobre la pasarela los diseñadores declinaron otros colores como el lila, el rosa, el rojo, el verde y un amplio repertorio de pasteles.

¿Será 2018 el año del principio del fin de la moda rápida? 2017 no ha sido muy alentador para el fast fashion. Se conocía que Mango entraba por primera vez en números rojos, tras cerrar 2016 con pérdidas de 61 millones de euros. H&M e Inditex han visto cómo sus acciones cotizan a la baja en Bolsa, algo que los analistas achacan al impacto de la competencia de las empresas de moda que operan a través de Internet.

Letizia, año nuevo, armario nuevo. La Reina, que decidió en 2017 apoyar como nunca al diseño made in Spain ampliando su repertorio a nuevas firmas como Cortana, Juan Vidal, Teresa Helbig y Delpozo, puede en este 2018 seguir sorprendiendo con firmas españolas. Se declaraba con muchas ganas Alejandro Palomo, que la retaba públicamente: “Debería atreverse con uno de mis diseños”. Carmen March, que ahora triunfa en París, Sybilla, que acaba de abrir tienda en la capital, The 2nd Skin o Alvarno son algunos de los diseñadores que quizá la vistan por primera vez.

Rossy de Palma desfilando con un modelo de la colección primavera-verano 2018 de Palomo Spain.
Rossy de Palma desfilando con un modelo de la colección primavera-verano 2018 de Palomo Spain.Juan Naharro (Getty Images)
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS