Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid y el medio ambiente

Sería un buen ejercicio físico y mental para estas Navidades subir al Cerro del Viso, en Alcalá de Henares. Desde ese paraje podrán ver cómo las ciudades modernas se han convertido en devoradoras de su entorno; muy exigentes en recursos que han de llegar desde muy lejos y pródigas en la generación de residuos, que nunca conseguiremos alejar lo suficiente. Ciudades que estarán muy limitadas en el futuro porque la escasez del “capital natural”, como tener un aire respirable, se erigirá en un factor determinante para la vida urbana.

La ciudad ya no se podrá considerar algo ajeno que escapa a cualquier control racional, dirigido únicamente por los intereses económicos y especulativos de quienes han decidido hasta ahora cómo y por dónde crecía Madrid.— Luis Fernando Crespo Zorita. Alcalá de Henares (Madrid).

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.