Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuentas de Google

Descubrí recientemente entre mis archivos de Google Drive más de 250 fotografías que me eran totalmente extrañas. En muchas de ellas aparecía un mismo hombre, al que nunca antes había visto. Algunas eran verdaderamente íntimas. Recordé que meses atrás me habían robado mi anterior móvil. Imaginé que, aun habiendo desactivado la tarjeta SIM, mi cuenta de Google había seguido funcionando en aquel dispositivo: por eso las fotos se seguían guardando en ella. Me informé de cómo retirar mi cuenta de aquel terminal y lo hice. La privacidad de aquel hombre podría haber corrido un grave peligro si en mi lugar hubiera habido otro. Y quizá él también tuvo acceso a mis archivos. Por eso recomiendo que si alguien pierde o vende un móvil se asegure de que su cuenta de Google no permanezca activa en él.— Luis Antón Durá. Barcelona.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.