Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

La participación decidirá en Cataluña

La encuesta de Metroscopia anticipa un movilización récord y reduce las opciones de los independentistas para conseguir una mayoría

La participación decidirá en Cataluña pulsa en la foto

La encuesta final de Metroscopia anticipa un vuelco en Cataluña. Tres son las noticias: los catalanes votarían masivamente, Ciudadanos podría ser primera fuerza y el bloque independentista podría perder su mayoría.

Metroscopia no prevé un buen resultado de Junts per Catalunya y eso aleja al bloque independentista de los 68 diputados. La clave del gobierno recaería entonces en los comunes, que recibirían un regalo envenenado. Su opción preferida es proponer un gobierno de izquierdas con ERC y el PSC, pero ese acuerdo —además de complicado políticamente— probablemente no sumará suficientes escaños. Según Metroscopia se quedan en 64. Entonces los comunes tendrían que apoyar un gobierno independentista o uno constitucionalista.

La estimación de Metroscopia sintetiza tres claves de sus datos. Las dos primeras vienen de analizar las transferencias de votantes desde 2015. Ciudadanos se coloca primero porque recoge votos de otros partidos y en especial del PP. El 42% de los votantes del PP en 2015 y el 17% de los socialistas votarán ahora por Cs. El partido, además, es el preferido de quienes no votaron en 2015 y ahora dicen que sí lo harán.

La participación decidirá en Cataluña

La matriz de transferencias de Metroscopia también explica el resultado discreto de JxCat. Los votantes de Junts pel Sí en 2015 se decantan por ERC, que además consigue atraer a antiguos votantes de la CUP (23%) y de Podemos (7%). La lista que lidera Carles Puigdemont, en cambio, no resta tantos votos a estas fuerzas de izquierdas.

La tercera clave del sondeo es la misma que decidirá estas elecciones: la participación. Si el 21 de diciembre acabasen votando las mismas personas que en 2015, el bloque independentista probablemente repetiría su mayoría. La razón, como es ve en el gráfico siguiente, es que apenas hay votantes saltando de un bloque a otro. Pero los datos de metroscopia también apuntan cambios en la participación.

La participación decidirá en Cataluña

Se ha cerrado la brecha de movilización que había entre independentistas y no independentistas. Antes de las elecciones catalanas de 2015, muchos votantes del PSC y el PP no estaban «totalmente seguros» de votar (y probablemente no lo hicieron). Ahora casi todos los encuestados se muestran decididos, tanto si dicen que votarán por la CUP, ERC o JxCat, como si dicen que lo harán por Cs, PSC o el PP. También se declaran seguras de votar muchas personas que no lo hicieron en 2015, y que en su mayoría simpatizan con partidos no independentistas.

Los pronósticos de Metroscopia coinciden en lo esencial con el promedio de sondeos, que a mi juicio plantea tres resultados posibles. La probabilidad de una mayoría independentista es del 40% o 45%, y equivale más o menos a lanzar una moneda al aire. Hay también una posibilidad pequeña pero no remota —alrededor del 5%— de que Ciudadanos, PSC y PP mejoren sus pronósticos y alcancen la mayoría. La tercera opción, con una probabilidad del 45% o 50%, es que ningún bloque sume 68 diputados y los comunes sean la llave que decida el próximo gobierno en Cataluña.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.