Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De los Rolling Stones a Bjork o Charlotte Gainsbourg: diez discos para no fallar

De los Rolling Stones a Bjork o Charlotte Gainsbourg: diez discos para no fallar

Ni cambios extraordinarios, ni novedades sorprendentes. Los mayores acontecimientos que promete 2018 ocurren sobre el escenario, de los festivales a los grandes conciertos.

NO SE PREVÉN fenómenos que cambien la música de arriba abajo ni música que haga eso mismo con el mundo en que vivimos. El pop es un ente previsible donde las sorpresas llegan con las esquelas, con ciertos álbumes, con los grandes éxitos o con algún que otro escándalo. El año 2018 parece que será tan tranquilo como su predecesor. Habrá nuevos discos de dioses del indie como Franz Ferdinand (que también visitarán España en marzo), de estrellas pop como Kylie Minogue y de clásicos como Bruce Springsteen. Una vez más, el plato fuerte llegará con los directos, con el espectáculo del pop a la cabeza. Lady Gaga será de las primeras en visitarnos, en enero, y antes del verano lo harán también ­Harry Styles, Lana del Rey y Jason Derulo. El rock veterano estará representado en los escenarios españoles por Metallica, Roger Waters y Guns N’ Roses. Los canadienses Arcade Fire y su música alternativa capaz de llenar estadios desembarcarán en abril, poco antes de que comience la temporada de festivales. En esta categoría, cada vez más relevante, es el madrileño Mad Cool el que más prisa se ha dado en anunciar su cartel. Queens of Stone Age, Depeche Mode, Nine Inch Nails, Fleet Foxes, MGMT… En los próximos tiempos, el directo seguirá siendo el rey.

Aretha Franklin with the Royal Philharmonic Orchestra

A Brand New Me (Warner)
La dama del soul celebra sus 50 años de reinado revisitando su fiero legado musical. Y lo hace dejándose acompañar por la Royal Philharmonic Orchestra, que añade fastuosidad a unas canciones que ya son historia y cuyo mensaje liberador sigue siendo completamente necesario. Grabado en los Abbey Road Studios, el álbum presenta a una Aretha pletórica paseándose por composiciones como Don’t Play That Song, Respect, Think o Son of a Preacher Man con la pasión y la entrega que la caracterizan.

Charlotte Gainsbourg

Rest (Warner)
En sus últimos álbumes se apoyó en compositores de lujo como Jarvis Cocker o Beck. Ahora, vuela sola. Sus nuevas canciones parten de anotaciones de sus diarios, y en algún caso, como el de su hermana Kate, le sirven para exorcizar el dolor de la muerte. Paul McCartney le regaló Songbird in a Cage, el tema menos convencional. El resto procede de su cosecha y mantiene a la actriz en un lugar privilegiado dentro del panorama musical. Pop inevitablemente afrancesado, dulce y oscuro.

Eagles

Hotel California (Rhino / Warner)
Hotel California es una de las canciones más famosas de todos los tiempos, la composición que catapultó a los Eagles a un estrellato que no pudieron asimilar. En cierto modo, la canción y el álbum que la contenía fueron la culminación de un rock hecho en California, suave y sofisticado, que pronto sería relevado por sonidos más novedosos. Cuatro décadas después, Hotel California se reedita en una nueva versión ampliada para reivindicar aquella soleada melancolía que iba mucho más allá de la historia de amores rotos de la que hablaba el tema estelar.

Gregory Porter

Nat “King” Cole & Me (Warp / Music As Usual)
Fue escuchando a Nat King Cole que Gregory Porter descubrió su vocación como cantante. Convertido ya en uno de los nombres más importantes del jazz actual, el británico regresa a sus raíces haciendo suyas una serie de composiciones del estadounidense. Nature Boy, Smile, Miss Otis Regrets o Quizás, quizás, quizás le dan la oportunidad a Porter de emular a su maestro y acercar su música a su estilo, lo cual ocurre cuando arregla When Love Was King al más puro estilo Cole.

Sharon Jones & The Dap-Kings

Soul of a Woman (Daptone)
Sharon Jones falleció en 2016 a causa de un cáncer, pero no dejó de hacer música en ningún momento. Este álbum, publicado a título póstumo, es un testamento artístico a la altura de una intérprete poderosa, que a lo largo de su carrera revivió las claves del soul clásico. En Soul of a Woman, Jones se recrea en las dos facetas que mejor la definen musicalmente: con arreglos orquestales que realzan la emoción de su música y con composiciones que parten directamente de las raíces y le permiten mostrar su lado más elegantemente salvaje.

Rolling Stones

On Air (Universal)
Antes de alcanzar el estrellato, los Stones fueron una máquina de rhythm & blues que exhibía con devoción sus deudas con los maestros afroamericanos. Esta antología recoge actuaciones de esa etapa que va desde 1963 hasta 1965, el año en el que triunfan definitivamente con su éxito Satisfaction. Las grabaciones proceden de apariciones en programas radiofónicos de la BBC en las que el grupo iba mostrando su evolución en público. Versiones primerizas de The Last Time y muchas otras (de Chuck Berry, Rufus Thomas…) que les dieron
a conocer.

Lagartija Nick

Crimen, sabotaje y creación (Universal)
El grupo granadino rompe seis años de silencio discográfico con un álbum concebido como un homenaje al periodista y músico Jesús Arias, hermano del cantante y bajista Antonio Arias y colaborador habitual del grupo. Su regreso discográfico vuelve a estar presidido por un rock que huye de las fórmulas y busca nuevos caminos. Un reto que a veces se resuelve con nuevos acercamientos al flamenco, ya sea revisitando una de las rompedoras piezas de aquel Omega que en 1996 registraron con Enrique Morente o versionando unas sevillanas de Gente del Pueblo.

Xoel López

Sueños y pan (Altafonte)
Hace tiempo que el coruñés cambió el pop de corte británico por unas influencias más autóctonas, que examinan su propio folclore y también miran hacia Latinoamérica. Sueños y pan sigue profundizando en esa cantera de infinitas posibilidades, perfilando un pop transatlántico, en el que conviven culturas distintas que tienen más vínculos de lo que parece. Una obra libre que bebe del folk y el pop, pero que al final es mucho más que la mezcla de ambos.

Taylor Swift

Reputation (Universal)
Las estrellas pop contemporáneas ya no se conforman solamente con serlo, también quieren que se sepa que tienen algo que decir. La última aspirante a ingresar en esa categoría que confiere prestigio artístico a quien vende millones de discos a un público juvenil es Taylor Swift, que con su sexto álbum crea un sólido y a la vez adictivo entramado sonoro para difundir su discurso. La fama, las polémicas, la privacidad y las redes sociales alimentan las canciones de un disco que, con temas como Look What You Made Me Do, no renuncia a sembrar hits.

Björk

Utopia (One Little Indian / Popstock!)
Hace tiempo que su música dejó de ser un mero entretenimiento pop para pasar a ser parte de un proceso artístico continuo y conectado con la vida de su propia creadora. La obra de la islandesa ya es un conjunto que precisa una inmersión total por parte del oyente. Utopia sigue por esos derroteros. No ofrece canciones fáciles ni estribillos a los que aferrarse. A cambio, proporciona la oportunidad de sumergirse en una experiencia musical más próxima a la vanguardia que a lo popular.