Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

No saldrá gratis

Si todavía faltaba algo que señalara al expresidente catalán Puigdemont como uno de los personajes que ha hecho de la mentira, la calumnia y la mezquindad su pobre leitmotiv personal, se supera a sí mismo con una de sus últimas declaraciones. A la espera de responder de su fuga ante la justicia española por los graves delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos, ahora dice en relación al atentado yihadista de Las Ramblas de Barcelona que “no sabemos si la deslealtad del CNI ha impedido evitar muertos”. Acusar tan vilmente a los servicios secretos españoles no le puede salir gratis a este sujeto, que, con su ultranacionalismo excluyente y etnicista, ha enfrentado a la sociedad catalana entre sí y con el resto de España, además de causar perjuicios económicos, sociales y de imagen difíciles de recuperar. Puigdemont sigue aumentado su grado de enajenación hasta límites insospechados.— David García. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.