Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dinero que generas cuando buscas en Internet puede ir a causas sociales

Lilo es un motor de búsqueda que destina los ingresos por publicidad a diversas ONG. En España ya ha conseguido 44.000 euros

Cada año un usuario genera de media 30 euros gracias a sus búsquedas en Internet, porque los motores cobran a las empresas por publicidad y por visibilizar sus enlaces en los resultados. Este dinero, que puede parecer poco si pensamos en una persona, pero es una gran cantidad si consideramos a todos los internautas del mundo, va a parar a las arcas de estas empresas. Lilo es un buscador que dedica parte de esta suma a causas sociales.

Clément Le Bras y Marc Haussaire pusieron en marcha este proyecto hace dos años en Francia, que en este tiempo ha recaudado en ese país más de 500.000 euros. En España ya llevan casi 44.000. La valenciana Meritxell Vañó, de 24 años y licenciada en Traducción e Interpretación, se encontraba en París realizando un máster de Relaciones Internacionales cuando estos dos emprendedores sociales se cruzaron en su camino. Ella es la encargada de implantar Lilo en España: "En ese momento estaba tratando de encontrar algo que me gustara. Sabía que no quería acabar trabajando en una multinacional, como muchos de mis compañeros, y fue entonces cuando descubrí la economía social", explica al otro lado del teléfono.

La empresa traduce el dinero generado cada vez que se usa esta herramienta en lo que ellos llaman una gota de agua. El dinero al que equivale cada gota varía en función de los ingresos por la publicidad de los enlaces. "Una leyenda haitiana habla del incendio de un bosque que dejó a todos los animales sin saber cómo solucionarlo. El único que hacía algo era el colibrí que llenaba su pico con una gota y la echaba al fuego. Así explicó a los otros animales que al menos aportaba lo que podía, que era su gota de agua", apunta Vañó.

Se trata de dar poder a los internautas, de generar una red más ética

Cada usuario puede elegir específicamente a qué proyecto de los disponibles quiere destinar las gotas de agua que va acumulando. "Se trata de dar poder a los internautas, de generar una red más ética", puntualiza Vañó. La empresa se compromete a donar el 50% de los ingresos a la iniciativa social, mientras que el resto se destina al mantenimiento de la compañía y a campañas de comunicación de las ONG participantes. "Lilo también funciona como una especie de agencia de comunicación de las organizaciones más pequeñas que no tienen recursos para darse a conocer ni para invertir en publicidad. Nosotros compartimos sus contenidos, elaboramos vídeos para ellos...".

Para empezar a usar este motor de búsqueda es necesario instalar una extensión en el navegador habitual y uno de los requisitos fundamentales es no contar con ningún bloqueador de publicidad. Vañó hace hincapié en que la voluntad ética del buscador se extiende hasta la privacidad de los datos y garantiza que no recopila los de sus usuarios para uso comercial.

Lilo, que también se ha extendido a Italia, está preparando su salto a Estados Unidos. Sus fundadores empezaron siendo dos y ya tienen una decena de empleados y esperan reunir muchas gotas de agua que formen una fuerte lluvia.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información