Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sistema educativo

El sistema educativo español produce un desequilibrio de horarios tanto en profesores como en alumnos y padres, siendo de una extensión horaria basada en los obreros que en el siglo XIX trabajaban casi de sol a sol. Parecerá una exageración a todos aquellos que no lo vivan desde una primera posición o situación de niños. Este horario, además, impide que los niños puedan jugar y divertirse, ya que el poco tiempo que tienen es para seguir estudiando. ¿De verdad queremos fomentar la educación a base de machacar y generar cansancio en nuestros jóvenes estudiantes?— Lorena Alonso Miranda. Alcorcón (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.