Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gran final en Saturno

Veintidós órbitas entre Saturno y sus anillos son el fin de una exitosa misión. Terminan 20 años de una emocionante exploración que nos ha traído observaciones sin precedentes, más cerca que nunca, del gigante anillado. Completada su misión principal, Cassini profundizó en el planeta y sus satélites. Mentiría quien dijera que sus descubrimientos no fueron asombrosos y entre ellos cabe destacar los mares de metano en Titán y la actividad hidrotérmica en Encelado. Cabiendo la remota posibilidad de vida en cualquiera de las lunas, la nave se sumergió en la atmósfera de Saturno y pasó a formar parte del planeta que había investigado. Y aunque Cassini ya no siga operativa, todos sus datos sobre Saturno y cuanto lo rodea seguirán siendo fruto de futuros descubrimientos.— Fernando Cattaneo Amich. Alcobendas (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.