Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué: “El próximo domingo no habrá referéndum”

Josep Piqué y Francesc de Carreras charlaron con José Ignacio Torreblanca de la situación en Cataluña

Francesc de Carreras y Josep Piqué, autores junto al exministro socialista Josep Borrell y el jurista Juan José López Burniol del ensayo Escucha, Cataluña. Escucha, España (Península), han sido los invitados de esta nueva edición del Café Steiner, el espacio de EL PAÍS Opinión en Facebook.

A tan solo unos días del referéndum ilegal del 1 de octubre, De Carreras y Piqué hablaron con el jefe de Opinión de EL PAÍS, José Ignacio Torreblanca, de "las falsedades" del relato independentista y de la necesidad de reabrir el diálogo para salir de esta crisis.

“El próximo domingo no habrá referéndum y los poderes del Estado están haciendo lo que tienen que hacer”, afirma Piqué. Según el exministro, un referéndum convocado “sin contar con el apoyo de la mayoría, sin respetar la ley, sin el apoyo de la opinión pública internacional y sin liderazgo”, solo puede fracasar.

Los dos autores coinciden en que el Gobierno español no ha sabido oponer al desafío independentista un discurso político capaz de convencer a los catalanes que están en favor de la independencia de que “la pertenencia a España es un magnífico activo para los propios ciudadanos. Eso es hacer política”, señala Piqué.

Los tres vectores del nacionalismo catalán

El sentimiento nacionalista se fue difundiendo, según Piqué a través de tres vectores. El primero, el sistema educativo que "iba construyendo en las nuevas generaciones catalanas la idea de pertenecer a una sociedad distinta y con derecho en un futuro a separarse". El segundo, "una política muy agresiva y planteada sin escrúpulos respecto a los medios de comunicación públicos de la Generalitat, de los ayuntamientos y diputaciones". El tercero reside según el exministro en "el progresivo oscurecimiento de la presencia física y simbólica del Estado español y del propio concepto de España en Cataluña. Hay muchas zonas en Cataluña en los que ver una bandera española o un guardia civil es imposible", apunta.

De Carreras insiste en que al constatar el fracaso del referéndum el día 2, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras, “que han demostrado ser irresponsables, tendrán que irse”. Una visión que comparte Piqué: “Inevitablemente, creo que la única salida de este fracaso es convocar elecciones y que los ciudadanos catalanes decidan”.

Del catalanismo al nacionalismo

Según De Carreras y Piqué, el problema actual es la consecuencia de la instrumentalización del catalanismo por Jordi Pujol a partir de los ochenta, y durante sus 23 años como president de la Generalitat. Él fue quien puso la primera semilla del relato nacionalista que hoy sujeta el independentismo. "Pujol empieza a querer construir una nación distinta de la española" cuando, recuerda Francesc De Carreras, a finales del siglo XIX, "los principios básicos del catalanismo ya estaban alcanzados. Había autonomía política, una lengua oficial y una cultura en la cual la Generalitat tenía la competencia exclusiva".

Al respecto, Piqué destaca la importancia del "componente económico" que a diferencia del nacionalismo vasco, no está basada en una fiscalidad propia sino "en una voluntad por parte de la burguesía catalana de proteger su mercado natural: el conjunto de España" y poder "intervenir en la política española".

La crisis económica del 2008 junto con la "explosión" de CDC es, según los dos autores, un momento clave para entender la situación actual. La idea de una España en bancarrota, incapaz de hacer frente a la crisis económica alimentó el relato independentista ya existente. Una idea a la que se sumaron los movimientos politicos nacidos del 15 M : “en Cataluña la forma que adoptaron los indignados – de reaccionar a la crisis – fue romper con España”, señala De Carreras.

Francesc de Carreras (Barcelona, 1943) es catedrático emérito de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y columnista en EL PAÍS desde el 1982.

Josep Piqué fue ministro de Industria (1996-2000), de Asuntos Exteriores (2000 a 2002), y de Ciencia y Tecnología (2002 a 2003), durante los gobiernos de José Maria Aznar y presidente del PP de Cataluña entre 2003 y 2007.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.