Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chelsea Manning será profesora invitada en Harvard

La exsoldado transexual hablará en la universidad sobre la identidad de género y la homosexualidad en las Fuerzas Armadas

Chelsea Manning
Foto de Chelsea Manning publicada en su cuenta de Twitter al día siguiente de salir de prisión. AFP
Madrid / Washington

Chelsea Manning, la exsoldado transexual de la Armada estadounidense, será una de las profesoras visitantes en la Universidad de Harvard en otoño de este año, según ha comunicado la institución educativa este miércoles. Manning hablará sobre la identidad de las personas transexuales y homosexuales en las Fuerzas Armadas.

La exsoldado, experta en seguridad, es activista por los derechos de las personas transgénero a través de su cuenta de Twitter (@xychelsea) y escribe columnas de opinión en los periódicos The Guardian y The New York Times. La Universidad de Harvard ha seleccionado al grupo de profesores invitados para el curso 2017-2018 para "involucrar a los estudiantes en los debates sobre temas claves de actualidad" y ofrecer una "amplia variedad de puntos de vista sobre temas como raza, género, política y medios", según un comunicado del Instituto de Política de Harvard

Junto con Manning, también impartirán clase en Harvard Sean Spicer, exportavoz de la Casa Blanca durante los primeros seis meses del Gobierno de Donald Trump, y Robby Mook, jefe de campaña de Hillary Clinton, excandidata demócrata a la presidencia de EE UU. 

Manning, de 29 años, pasó siete años en prisión por filtrar los primeros cables con información clasificada a WikiLeaks, en lo que fue la mayor filtración de ese tipo de datos en la historia de Estados Unidos. La exsoldado, que fue condenada a 35 años, quedó en libertad el pasado mayo.

Mientras era analista de inteligencia militar, Manning filtró en 2010 al portal WikiLeaks, dirigido por el australiano Julian Assange, más de 700.000 documentos clasificados sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado. Tras ser condenada, reveló que se sentía mujer, pidió que comenzaran a llamarla Chelsea, en lugar de Bradley, y se sometió a tratamiento para cambiar de sexo.

Más información