Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 80% de las mujeres maltratadas están aisladas de su entorno

Cruz Roja alerta de las "preocupantes y elevadas" cotas en los niveles de violencia que se ejerce sobre las mujeres

Ocho de cada diez mujeres no podían relacionarse con sus familias —un aislamiento ejercido por parte del maltratador que incluía el ámbito laboral—, casi la misma cifra tenía controlado el uso del móvil y las redes sociales, la mitad no estudiaban ni trabajaban porque su pareja se lo prohibía, el riesgo de pobreza y exclusión afectaba al 84% y el 67% de los hijos de estas habían sido testigos o víctimas de la violencia.

Estos son algunos de los datos del servicio de asistencia ATENPRO (Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), que Cruz Roja publicó el pasado 8 de septiembre. Según la organización humanitaria, que lleva a cabo una supervisión sobre los datos de asistencia a las víctimas de violencia machista, el 88,7% de las mujeres atendidas ha sufrido violencia física, el 61,7% violencia sexual y el 96,7% psicológica.

Además, la publicación también da algunas claves sobre las principales necesidades de las víctimas: apoyo psicológico, para conseguir empleo, jurídico, en temas de vivienda, relacionado con la educación de sus hijos... En 2016, el servicio de Cruz Roja atendió a 18.942 mujeres, que, según la propia institución, "es muy valorado por motivos de seguridad". Sin embargo, de ellas, más de la mitad de las víctimas cree que corre un elevado riesgo de volver a ser agredida, y un 35% piensa que sus hijos se encuentran en la misma situación.

Datos que siguen marcando una realidad alarmante, según Cruz Roja, los niveles de violencia sobre las mujeres son alarmantes, "preocupantes y elevados". Hasta el 24 de agosto según datos oficiales, 36 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año. El pasado julio, los partidos acordaron un plan de 200 medidas para hacer frente a las agresiones machistas con 1.000 millones de presupuesto. Habrá que esperar a que comience a dar pasos ese Pacto de Estado contra la violencia machista que busca convertir una de las mayores lacras del país en algo del pasado.