Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De sensibilidad femenina, nada

La tercera edición del festival de cine Directed By Women se celebra en Madrid del 15 al 17 de septiembre con el lema 'No es cuestión de género'

La mirada femenina, la sensibilidad femenina, el hacer femenino... Clichés. Absurdos clichés por lo general. Uno de tantos estereotipos con los que las mujeres acarrean y que, incluso, alguna vez se vieron como positivos, las ensalzaron y les dieron la "oportunidad" de tener un hueco. El festival Directed By Women Spain cree que este siglo ya está preparado para dejarlos atrás y arranca su tercera edición con el eslogan No es cuestión de género.

La tercera edición en España de este evento internacional no tiene secciones, ni categorías, ni premios, ni homenajes, ni distinciones. Lo que sí tiene son 46 películas, sesión infantil, 50 directoras, encuentros con 24 de ellas, talleres, un debate con la cineasta Inés París y la percusión de Shambaiala. Cortos, largos, documentales, sonido y voz de quienes están detrás de las cámaras, a menudo invisibles, opacadas por centenares de nombres masculinos, por barreras invisibles pero consistentes, por muchas décadas de desplazamiento y el exilio constante de festivales, premios, carteleras y también medios de comunicación, encajonadas en lo experimental y lo independiente.

"Y aunque el cine no es cuestión de género, está claro que el género es un problema", espeta María González, publicista, madrileña, nacida en el 85 y la cabeza de este festival junto a Laura Reyero (diseñadora de la identidad corporativa), Lucía Valverde (directora y guionista), Circe F. Ervina (guionista, directora y productora) y Sara Bamba (guionista y productora). Tras la cámara, en la posproducción, guionistas, actrices, compositoras... El etcétera es largo, como en cualquier rincón al que se mire, en este las cifras son peores que en otros sectores.

En España, el número de películas dirigidas por mujeres ronda el 20%, solo el 12% están escritas por ellas y encontrar un nombre femenino en el último anuario del cine del Ministerio es tener que escudriñar las tablas; en la última Mostra de Venecia, la número 74, solo había un 15,1% de directoras; en Estados Unidos, el Centro del Estado de San Diego para el Estudio de las Mujeres en Televisión y Películas calcula que solo el 7% de los 250 filmes más taquilleros en EE UU en 2016 tenía una mujer en la dirección; y durante el pasado Festival de Cannes, Jessica Chastain, que formaba parte del jurado, fue clara: "Es la primera vez que he visto veinte películas en 10 días, y me encanta el cine. Y una de las cosas que me llevo de esta experiencia es el análisis de los personajes femeninos. Es preocupante cómo nos ve el mundo, para ser sincera. Espero que cuando haya más mujeres encargadas de contar las historias también tendremos personajes femeninos que en los que podamos reconocernos".

Desde la izquierda, María González, Laura Reyero, Lucía Valverde, Circe F. Ervina y Sara Bamba, las cabezas de Directed By Women Spain. ampliar foto
Desde la izquierda, María González, Laura Reyero, Lucía Valverde, Circe F. Ervina y Sara Bamba, las cabezas de Directed By Women Spain.

Con este panorama, en 2015, nació la primera edición española de este festival internacional que creó en Estados Unidos Barbara Ann O’Leary, que se extiende ya a ciudades de todo el mundo y que proclama septiembre como el mes de las directoras. "Con la idea de que cualquiera pueda cogerlo y llevarlo hasta su ciudad, su azotea o el bar de la esquina, como un movimiento global", explica González. Y existen, según ella, porque los datos son los que son: "Y seguiremos existiendo hasta que cambien". Con el objetivo de visibilizar el trabajo de las directoras, han puesto en marcha un programa de tres días manteniendo el precio habitual de la entrada a la Cineteca, 3,5 euros. "Y no solo sus nombres en el cartel", añade. Asegura que es importante no solo visibilizar sino visualizar a la profesional, poner rostro a los nombres.

"Esto es una fiesta, y se viene a ver cine. Y sí, todas las películas están dirigidas por mujeres. Pero no queremos subrayar más eso, precisamente la cuestión es que se venga a ver cine, e intentar normalizar un cartel lleno de mujeres", añade la directora del festival que tuvo su primera semilla en Barcelona y que, en sus dos primeras ediciones, también contó con sede allí.

De sensibilidad femenina, nada

No tienen restricciones y pueden participar obras en codirección con un hombre: "¿Por qué no?". La cuestión es incluir, y, recalca, no excluir. Y lo intentan con todo, por eso este año también habrá proyecciones para niños y dos talleres, uno de composición musical y otro de dirección de actores. Desde su nacimiento, han acumulado casi 1.000 espectadores, 61 películas que ya forman parte del catálogo del festival, y un promedio de más de 300 trabajos presentados en cada edición (90% cortos y 10% largos). "Yo tengo una visión a futuro de este proyecto, no puede quedarse así, tiene que crecer".

Para seguir en ello, se han constituido como asociación y están registradas como Plataforma Cultural By Women; hasta ahora, todo el trabajo ha sido voluntario el evento se ha financiado con la venta de entradas. "Queremos profesionalizarlo y abrir otras vías", explica González. Por un lado, el registro como asociación les permitirá, a partir de ahora, acceder a ayudas públicas; por otro, ya tienen pensado buscar patrocinios, y han abierto conversaciones con Filmin, el portal de cine online, y con CIMA, la asociación de mujeres cineastas y del medio audiovisual. "Y extender esta plataforma como una red por diferentes ciudades, cada una independiente, pero siempre, si lo necesitan, con el apoyo de la organización que ya hemos creado, de la marca y de la filosofía de este proyecto".

Este año, un 85% de lo que se verá en las salas de la Cineteca durante el próximo fin de semana será creado en España. "En cualquier caso, la cuestión es que en cada bloque haya diversidad de temática y técnica. Hay comedia, ciencia ficción, humor, animación... Hay de todo, no solo drama. Porque sí, hay que dejar fuera los clichés sobre la sensibilidad y las formas de hacer femeninas". La mirada, que depende de la experiencia, de la mochila, del presente de cada uno... Y no de si se es hombre o mujer.

Más información