Los piojos que cogerá este año su hijo en el colegio son invencibles

Hay <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19283911" rel="nofollow" target="_blank">más piojos que en cualquier momento desde la Primera Guerra Mundial</a> y <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15515630" rel="nofollow" target="_blank">son más fuertes que nunca</a>. La primera es una de las conclusiones de un informe del Centro de Entomología Médica, Investigación y Desarrollo de Insectos Limitados de Cambridge; la segunda, una evidencia a la que ha llegado la <a href="http://www.ghamiami.com" rel="nofollow" target="_blank"> Global Health Associates de Miami</a>. Aunque nadie lo quiera reconocer en el chat de WhatsApp de padres del colegio, sepa que no, no está solo en la guerra contra estos diminutos y persistentes insectos: en nuestro país su prevalencia varía entre el 5% y el 15% de la población escolar. Esa llamativa variación —hasta el doble— viene dada por los casos que no se declaran, o los que se han contagiado pero su <i>propietario</i> no lo sabe. </br>La infección por estos <a href="https://elpais.com/tag/enfermedades_parasitarias/a" target="_blank"><b>parásitos</b></a> es más común en niños entre 5 y 12 años y en mujeres, sin importar el estrato social, de acuerdo con el informe <a href="http://academica-e.unavarra.es/bitstream/handle/2454/18642/Manuela Prieto Mariscal.pdf?sequence=1" rel="nofollow" target="_blank">Plan Cabezas Despejadas</a>, de Manuela Prieto Mariscal para la Universidad de Navarra. Tenemos buenas noticias: <b>aunque cada sea más difícil combatirlos, sí se puede ganar la batalla, solo hay que saber cómo</b>. Respondemos todas sus dudas y le ofrecemos un análisis de los métodos antipiojos.
Hay <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19283911" rel="nofollow" target="_blank">más piojos que en cualquier momento desde la Primera Guerra Mundial</a> y <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15515630" rel="nofollow" target="_blank">son más fuertes que nunca</a>. La primera es una de las conclusiones de un informe del Centro de Entomología Médica, Investigación y Desarrollo de Insectos Limitados de Cambridge; la segunda, una evidencia a la que ha llegado la <a href="http://www.ghamiami.com" rel="nofollow" target="_blank"> Global Health Associates de Miami</a>. Aunque nadie lo quiera reconocer en el chat de WhatsApp de padres del colegio, sepa que no, no está solo en la guerra contra estos diminutos y persistentes insectos: en nuestro país su prevalencia varía entre el 5% y el 15% de la población escolar. Esa llamativa variación —hasta el doble— viene dada por los casos que no se declaran, o los que se han contagiado pero su <i>propietario</i> no lo sabe. </br>La infección por estos <a href="https://elpais.com/tag/enfermedades_parasitarias/a" target="_blank"><b>parásitos</b></a> es más común en niños entre 5 y 12 años y en mujeres, sin importar el estrato social, de acuerdo con el informe <a href="http://academica-e.unavarra.es/bitstream/handle/2454/18642/Manuela Prieto Mariscal.pdf?sequence=1" rel="nofollow" target="_blank">Plan Cabezas Despejadas</a>, de Manuela Prieto Mariscal para la Universidad de Navarra. Tenemos buenas noticias: <b>aunque cada sea más difícil combatirlos, sí se puede ganar la batalla, solo hay que saber cómo</b>. Respondemos todas sus dudas y le ofrecemos un análisis de los métodos antipiojos.