Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asistencia lingüística, ¿en qué puedo ayudarle?

Lingua es un consultorio gramatical a distancia que responde dudas de forma inmediata

Antes de una comparecencia ante la prensa, a un político se le presenta una duda sobre morfología. ”¿El plural de máster es másteres?”. Para resolverla toma su teléfono y llama a Ramón Alemán. Mientras un abogado redacta un contrato, titubea en la colocación de una coma. “¿La oración cambia de significado si la muevo?”. Para salir de dudas copia y pega el texto a Alemán por WhatsApp. En ambos casos Ramón Alemán, periodista con una amplia experiencia en la corrección de textos, ofrece una respuesta tras analizar la pregunta.

Lingua

Asistencia lingüística, ¿en qué puedo ayudarle?

Fundadores: Ramón Alemán, de 50 años.

Estado: Activa.

Localización: Santa Cruz de Tenerife.

Ámbito: Idiomas.

Idea: Servicio online.

Web: www.lavadoradetextos.com/lingua-asesoramiento-linguistico

Así funciona Lingua, el servicio de consulta a distancia que ha creado este tinerfeño de 50 años y que se enmarca dentro Lavadora de Textos, de un colectivo canario de correctores autónomos, al que pertenece Alemán. Su origen está en las preguntas que les realizaban muchos de los profesionales que contrataban sus servicios. “Nos llamó la atención que muchos políticos, periodistas y abogados nos llamaban para preguntarnos dudas puntuales. Ahí vimos la oportunidad de negocio”, explica Alemán.

El servicio de asesoramiento lingüístico está disponible de 9 de la mañana a 9 de la noche para todos aquellos que paguen una cuota mensual que varía entre 10 y 180 euros según el número de usuarios. El Gobierno de Canarias es su principal cliente actualmente. Alemán y otra experta en corrección responden a las dudas gramaticales, morfológicas y de estilo del personal de la institución pública a través del teléfono, los servicios de mensajería SMS, Whatsapp o Telegram y el correo electrónico. “No importa donde estemos, damos respuesta en el menor tiempo posible, como máximo 15 minutos para las dudas llegadas por mensajería instantánea y llamadas y hasta dos horas para las llegadas por e-mail”, especifica Alemán, que espera que Lingua siga creciendo en los próximos meses. “

Más información