Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En este restaurante te invitan al postre si subes una foto a Instagram

Se autodefinen como el primer restaurante 'instagrameable' y saldrás de él tan colmado de comida como de conocimientos fotográficos

Poner una copa de vino o un coctel a medio llenar, objetos personales como un móvil o unas gafas de sol, y cualquier otra cosa que aporte color es indispensable para sacar la fotografía perfecta para Instagram.
Poner una copa de vino o un coctel a medio llenar, objetos personales como un móvil o unas gafas de sol, y cualquier otra cosa que aporte color es indispensable para sacar la fotografía perfecta para Instagram. Getty

Que levante la mano quien no se haya derramado medio cóctel encima al intentar dar con el ángulo bueno o no haya dejado un rastro de tartar de atún por el mantel mientras zarandeaba el plato en busca de ese plano que sacara de fondo la playa donde lo estaba degustando. En plena era de Instagram, en la que llevamos inmersos desde 2010 y de la que no hay indicios de que vaya a tocar su fin próximamente, poco importa que un plato tenga una presentación impecable si nuestros seguidores en redes sociales no pueden ser testigos y repartir "me gustas" a discreción.

En Pez Playa, el restaurante del hotel ME Mallorca, lo saben y por eso han creado el primer restaurante instagrameable. Si lo primero que te preguntas en este momento es qué diantres es un restaurante instagrameabe, no estás solo. Para empezar, según explican a ICON los responsables de este proyecto, nada más llegar, recibe a los comensales un póster poco discreto que invita a comprobar el estado de las baterías de los teléfonos.

Así de bien te quedarán las fotos si sigues las instrucciones de los camareros de Pez Playa.
Así de bien te quedarán las fotos si sigues las instrucciones de los camareros de Pez Playa.

Pero, ¿qué pasa si solo tengo un 10% de batería? ¿No me dejan entrar? Calma. En este lugar no dejan fuera a nadie tan fácilmente. "El poster es solo para poner en preaviso de lo que depara la velada. En un restaurante instagrameable es indispensable que los móviles estén bien cargados, y si no lo están no hay ningún problema. En la recepción lo cargan gustosamente", explica Saurabh Tiwari, director general del hotel ME Mallorca.

Una vez verificado el estado del smartphone, empieza el espectáculo: los camareros proceden a la entrega de unas instrucciones de uso ideadas para que los clientes saquen el máximo partido a las fotografías, grupales o individuales, de la comida que se les va a servir. Como cualquier amante de la fotografía ha oído hasta la saciedad, una de las claves de una buena foto es la luz. Y en Pez Playa esto también lo saben. "El restaurante dispone de la luz adecuada y cada mesa está perfectamente iluminada. Esto permite a nuestros comensales hacer la foto perfecta para Instagram", afirma Tiwari.

Entre los consejos que dan a los clientes se encuentran: poner una copa de vino o un coctel a medio llenar, que aparezcan objetos personales como un móvil o unas gafas de sol, y cualquier otra cosa que aporte color, como una servilleta o algún elemento decorativo de la propia mesa. "Pez Playa tiene unas vistas espectaculares y las mesas dan la sensación de estar rozando el mar. Nuestros clientes disfrutan de una experiencia completa que va más allá de un simple almuerzo y podrán hacer partícipes a todos sus contactos a través de Instagram", enfatiza Saurabh Tiwari.

El primer restaurante 'instagrameable' de España se encuentra en primera linea de playa en Magaluf (Mallorca).
El primer restaurante 'instagrameable' de España se encuentra en primera linea de playa en Magaluf (Mallorca).

Si poner los dientes largos al personal no es suficiente aliciente para subir las fotos de la cena, en este lugar premian tu actividad en las redes sociales invitándote al postre. Lo único que hay que hacer es subir una foto con el hashtag #ilovepezplaya y te invitarán al postre a ti y a todos los comentasales que te acompañen -siempre que ellos también suban una foto acompañada del hashtag-. Y no, sabemos lo que estás pensando, pero esto no quiere decir que haya barra libre de glucosa. La oferta solo es válida una vez por noche.

Aclarado el concepto ''restaurante instagrameable', la siguiente pregunta es inevitable. ¿Cuánto cuesta comer en un lugar donde a la vez te instruyen como fotógrafo e influencer? "El precio por comensal es de unos 40-45 euros". Y, a pesar de que lo fácil es dar por hecho que a Pez Playa solo acuden millennials, nos aseguran que la franja de edad más habitual de su clientela —sirven 60 cubiertos al mediodía y hasta 80 durante la cena— es de 35-50 años.

"Nuestro mayor deseo es que todo aquel que decida visitarnos, viva una experiencia única y entretenida. De este deseo surgió la idea de crear un restaurante instagrameable", asegura Tiwari, que confiesa que ya planean abrir más restaurantes instagrameables en España.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información