Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Angelina Jolie: “Prefiero llorar en la ducha que delante de mis hijos”

Tras su separación de Brad Pitt, la actriz cuenta en una entrevista de 'Vanity Fair' que hoy se centra en ser una buena "ama de casa" y madre

Angelina Jolie
La actriz y directora Angelina Jolie.

Angelina Jolie está más que nunca en el foco mediático desde que anunciara su divorcio de Brad Pitt y con ello el fin de la era Brangelina. Ahora la actriz, directora, y embajadora de ACNUR ha hablado de su vida tras su separación, anunciada en septiembre de 2016, en una entrevista para Vanity Fair. “Prefiero llorar en la ducha que delante de mis hijos” ha sido una de las contundentes declaraciones de Angelina Jolie para el número de septiembre de la publicación.

“Desde hace nueve meses, trato de ser buena en el papel de ama de casa, recoger las cacas del perro, lavar los platos y leer historias por la noche, y he mejorado en las tres cosas”, cuenta en la entrevista Angelina Jolie, de 42 años, de los meses que han pasado desde que se separó del actor alegando “diferencias irreconciliables” tras unos 13 años juntos. Una experiencia que incluso le ha provocado cambios físicos: “Tengo más canas y la piel más seca. No sé si será la menopausia o si es solo el año que he tenido”, dice en una entrevista realizada en la nueva mansión de más de 1.000 metros cuadrados de Los Ángeles —antigua residencia del director Cecil B. DeMille valorada en unos 25 millones de dólares—, y a la que se mudó tras la separación.

Angelina Jolie, en la portada del mes de septiembre de 'Vanity Fair'.
Angelina Jolie, en la portada del mes de septiembre de 'Vanity Fair'.

La actriz, ganadora de un Óscar en el año 2000, cuenta en la revista que en el verano de 2016 “las cosas iban mal” entre ellos. “Yo no quiero utilizar esa palabra. Las cosas se habían vuelto complicadas”, matiza. Angelina Jolie, además, niega que la ruptura tuviera relación con el deseo de Pitt de que la familia adoptara un estilo de vida más sedentario después de años de viajar por todo el mundo. “Ese no era el problema. Eso fue y sigue siendo una de las grandes oportunidades que podemos ofrecer a nuestros hijos”. En cualquier caso, ella quiere ofrecer un rostro tranquilizador a sus seis hijos en estos tiempos difíciles: “No quiero que mis hijos se preocupen por mí, creo que es muy importante llorar en la ducha y no delante de ellos. Necesitan saber que todo va a ir bien incluso cuando ni tú estás muy segura de que así sea”.

“Nos recuperamos todos de los acontecimientos que llevaron al divorcio”, dice Angelina Jolie a propósito de sus hijos. Su separación empezó con un escándalo, pues el detonante de la separación pareció ser una supuesta agresión de Brad Pitt al hijo mayor de la pareja que derivó incluso en una investigación por parte del FBI y de los servicios sociales de Los Ángeles. Eximido de la investigación, hoy Brad Pitt, de 53 años, lucha por conseguir la custodia compartida de los seis hijos de la expareja: Maddox (15 años), Pax (13), Zahara (12), Shiloh (11), y los gemelos Vivienne y Knox (9). Mientras se resuelve la demanda de divorcio, hoy ya de manera privada desde que los actores hicieran un pacto de silecnio, el actor se ha tenido que someter a pruebas de drogas y alcohol y ve a sus hijos bajo suecrvisión. “Nos preocupamos el uno por el otro y nos preocupamos de nuestra familia. Los dos estamos trabajando con el mismo objetivo”, dice Jolie de su relación actual con Brad Pitt.

Angelina Jolie y sus hijos, el pasado junio en el aeropuerto de Los Ángeles.
Angelina Jolie y sus hijos, el pasado junio en el aeropuerto de Los Ángeles.

Aunque en estos momentos no tiene ningún proyecto cinematográfico entre manos, ni delante ni detrás de las cámaras, Angelina Jolie está promocionando su quinta película como directora, First They Killed My Father, coproducida por la plataforma de vídeo en streaming Netflix, que evoca la dictadura de los jemeres rojos en Camboya, ciudad en la que adoptó a su hijo mayor. “Solo quiero hacer un buen desayuno y ocuparme de la casa. Esa es mi pasión. Por petición de mis hijos, tomo cursos de cocina. Cuando voy a acostarme por la noche, me pregunto: ¿Hice un buen trabajo como madre o fue un día normal?”, cuenta Jolie que se pregunta todos los días.

Angelina Jolie, durante su visita a Camboya el pasado febrero.
Angelina Jolie, durante su visita a Camboya el pasado febrero.

Esta no es la primera vez que la actriz ha hablado sobre su ruptura. El pasado mes de febrero, durante un viaje a Camboya para promocionar la misma película, calificó el momento que estaba viviendo tanto ella como toda su familia como “muy difícil”. “Somos una familia, y siempre seremos una familia, pasaremos por este momento y esperemos ser una familia más fuerte por ello”, dijo en una entrevista para la BBC.

Por su parte, Brad Pitt, a quien continuamente la prensa le está adjudicando nuevas parejas, aseguró recientemente en una entrevista con la revista GQ que el alcohol se llegó a convertir en un problema de su matrimonio. En la única vez que el intérprete ha hablado sobre su vida después de Angelina Jolie explicó que los largos períodos lejos de casa también le pasaron factura a la que hasta su divorcio era una de las parejas más envidiadas de Hollywood.

Más información