Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Necesitamos más psicólogos clínicos

Desgraciadamente, las épocas de crisis económicas producen estragos en la sociedad, sobre todo en los más vulnerables y desfavorecidos económicamente. Una de las consecuencias es el estrés y la preocupación, que puede acabar ocasionando alteraciones mentales. Nuestra sanidad pública parece dirigirse básicamente a la sanación del cuerpo y olvida la mente. Muestra de ello es que en los centros de atención primaria existen diferentes especialidades, excepto la de Psicología Clínica. Solo los hospitales, y no todos, disponen de dicho servicio, y las visitas que ofrecen suelen estar en torno a una al mes. No prevenir a tiempo nos lleva a la realidad actual. En España ha crecido el consumo de somníferos y ansiolíticos y, lo más doloroso, el suicidio aumenta.— Manuel Ruiz Martín. Barcelona.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.