Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos centímetros de agua son suficientes para que un bebé se ahogue

En los últimos años más de 100 menores han muerto en España por esta causa

Dos centímetros de agua son suficientes para que un bebé se ahogue
Getty Images/iStockphoto

El verano y el calor que conlleva hace que nos apetezca darnos un chapuzón ya sea en la playa o la piscina. Pero hay que tener cuidado y vigilar a nuestros hijos en todo momento. Un último dato aportado por la Asociación Española de Pediatría (AEP) dice que "hay que recordar que dos centímetros de agua en el fondo de un cubo, bañera o piscina portátil son suficientes para que un bebé pueda ahogarse”. Es por este motivo por el que los pediatras alertan de la necesidad de estar encima de los pequeños en todo momento mientras se estén bañando o simplemente jugando cerca del agua. "Los bebés además se mueven con agilidad y pueden escapar de la supervisión del adulto con la particularidad de que no saben reconocer las situaciones de peligro y no tienen destreza dentro del agua en caso de caer en ella", añaden los expertos.

En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los ahogamientos suponen el 13% de las principales causas de mortalidad infantil por lesiones en niños de entre 0 y 14 años y es la segunda causa de mortalidad accidental después de los siniestros de tráfico. El pasado verano murieron 19 menores de menos de 17 años en espacios acuáticos. Cada año los ahogamientos infantiles ocupan un lugar destacado en el podio de fallecimientos en la infancia, siendo la tercera causa a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Y suponen un 7% de todas las muertes relacionadas con traumatismos. Se calcula que en el mundo mueren cada año por ahogamiento 360.000 personas. El riesgo de ahogamiento es mayor en niños, varones y personas con fácil acceso al agua", según este organismo internacional. No en vano, en los últimos cinco años más de 100 menores han muerto en España por esta causa.

Además, los expertos señalan que "los ahogamientos de los menores de cinco años se producen sobre todo en piscinas privadas; que los flotadores hinchables o manguitos generan una falsa sensación de seguridad y que a estos no se le consideran dispositivos seguros".

En el ahogamiento, los segundos cuentan, la celeridad con la que se retira del agua a la persona que se está ahogando y la rapidez con la que se instauran las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) son fundamentales. En este sentido, el adiestramiento en maniobras de RCP, tanto para padres como para niños, supone una medida efectiva. Ante un caso de posible ahogamiento, lo ideal es seguir la conducta P.A.S (Proteger, alertar y socorrer): proteger a la víctima llevándole a un lugar seguro; alertar a los Servicios de Emergencia y socorrer a los heridos. Iniciar maniobras de RCP, si se precisa

Consejos a tener en cuenta:

  1. Vallar el perímetro completo de la piscina, ya que puede reducir el 95% de las muertes por ahogamiento.
  2. El bebé cuando esté dentro del agua debe estar al alcance de un adulto y bajo su supervisión.
  3. Clases de natación desde el primer año de vida: aprender a nadar disminuye la tasa de ahogamiento. Según la AEP, existen estudios que afirman que iniciar las clases entre uno y cuatro años reduce el riesgo de ahogamientos.
  4. Los niños que no sepan nadar, sean pequeños o tengan alguna discapacidad, deben llevar un chaleco salvavidas siempre que se bañen o estén cerca del agua.
  5. Los flotadores hinchables y manguitos generan una sensación de falsa seguridad y no se consideran dispositivos seguros, recuerdan los pediatras.

Además, el pasado mes de junio se lanzó la VII Campaña de Seguridad Infantil en la piscina con la app educativa ¡Vamos a la pisci! que recoge las principales recomendaciones para que los niños se bañen con seguridad, promocionada por Abrisud. Esta aplicación permite que estos interactúen con un niño que les planteará preguntas que tienen que aprender a contestar para seguir jugando y disfrutar de un baño seguro.

Entre las recomendaciones recogidas en ¡Vamos a la pisci! están:

  1. Nunca te bañes solo, siempre tiene que haber una persona mayor contigo.
  2. Ponte el chaleco salvavidas en la piscina hasta que aprendas a nadar como los mayores.
  3. El agua de la pisci está fría, dúchate antes para acostumbrarte y entra despacito, nunca de golpe.
  4. Si sabes tirarte de cabeza, hazlo desde el borde de la piscina, muy cerquita del agua, y siempre en la parte más profunda para no golpearte la cabeza con el fondo.
  5. Los bordillos y toboganes resbalan mucho, no corras cerca de ellos, podrías caerte.
  6. No dejes los juguetes en la piscina. Recógelos antes de salir del agua. Otros niños podrían caerse al intentar cogerlos.
  7. Si ves que un niño se ha hecho daño o puede pasarle algo, pide ayuda al Socorrista o a una persona mayor.
  8. Para proteger tu piel y no quemarte, lo mejor es no estar mucho tiempo al sol, y usar siempre crema solar y una gorra.

Descarga la app !Vamos a la pisci! by Abrisud en Google Play (versión 5.0 y superiores): https://goo.gl/Uo8nW2 || También disponible para ipad/iOS (versión 10.0 y superiores): goo.gl/hk1S5b

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información