Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Senderismo de verano

El sendero del Archiduque

Una propuesta para descubrir Mallorca a pie. Y además por uno de los senderos que mando construir uno de sus primeros y más regios turistas: el archiduque Luis Salvador

El sendero del Archiduque

El archiduque Luis Salvador fue hijo de los grandes duques de Toscana y miembro de la familia imperial austrohúngara. Es decir, que podía vivir una vida ociosa sin pegar palo al agua. Luis Salvador viajó a Mallorca en 1867, cuando tenía 20 años, y cayó rendido ante las bellezas de la isla (y de sus mujeres, todo hay que decirlo). Tanto que decidió dedicarle buena parte de su vida y de su fortuna.

Compró grandes extensiones de terreno, acondicionó fincas y se hizo una preciosa mansión en las cercanías de Valldemosa (la que luego compraría el actor Michael Douglas). Una de las obras de ingeniería en las que más empeño puso fue en la construcción de un camino de herradura que debería subir desde Valldemosa hasta el pico Teix a través de los paisajes más hermosos de la sierra de la Tramuntana.

Acebuche al inicio de la senda
Acebuche al inicio de la senda

Parte de ese camino se conserva aún en buen estado y se ha convertido en uno de los recursos turísticos de esta zona de la isla. El sendero del Archiduque, como se le conoce, permite adentrarse en mundo cargado de aromas mediterráneos a romero y tomillo que nada tiene que ver con la Mallorca más tópica de playas y grandes hoteles. Los archiduques no perdían el tiempo en cosas mundanas.

El camino empieza en la pista de tierra que hay al final del carrer des Olivers, en un extremo del casco urbano de Valldemosa. Tras una curva el camino se adentra en una finca privada donde empieza una senda bien trazada a la izquierda. Comienza así una larga subida por el camí des Pouet, un antiguo camino de carros abierto para la extracción del carbón vegetal que producían estos espesos bosques de pino y encina. El camí se mantiene durante más de media hora en fuerte ascenso, solo aliviado por la abundante sombra de la vaguada.

Subida al pla des Pouet
Subida al pla des Pouet

En unos 45 minutos se alcanza una gran llanura poblada igualmente de pinos conocida como el pla des Pouet. El camino de carros se convierte poco después en una senda de herradura sobre una buena base de piedras. Es el camino que mandó construir el archiduque Luis Salvador, que asciende suave entre los encinares de la Tramuntana.

Mirador de Ses Puntes
Mirador de Ses Puntes

Poco más de una hora de ascenso nos pone en el mirador de Ses Puntes, un balcón privilegiado que Luis Salvador hizo construir sobre la costa norte mallorquina. La vista es inolvidable. Media hora después de llega al refugio del Archiduque, una sencilla construcción de piedra que el Habsburgo utilizaba como refugio de montaña en sus correrías por esta sierra; de ella solo quedaban cuatro paredes , pero hace unos años fue completamente rehabilitada.

Puig des Caragoli
Puig des Caragoli

Desde la loma donde se alza el refugio se obtiene una magnífica vista de la península de Na Foradada. A la derecha se puede ver el camino que hemos de seguir, que baja hasta el estret de Son Gallard y sube después nuevo al puig des Caragoli por su vertiente sur, camino del puig des Teix, el punto más alto del sendero.

Desde allí se baja de nuevo a Valldemosa por el camino de la Coma des Cairats, en una ruta circular que deja siempre buen sabor de boca.

Datos prácticos

Cómo llegar: desde Palma hasta Valldemosa hay 18 kilómetros. Una vez en esta localidad, llegar al aparcamiento que está en el centro del pueblo, junto a la carretera y torcer a la derecha por el carrer de la Venerable sor Aina. Girar de nuevo por la segunda a la derecha (carrer de Joan Fuster) y otra vez por la primera a la izquierda (carrer des Olivers). Esta última calle acaba en una cadena metálica que cierra el acceso a un camino de tierra que se interna en la sierra. Es el inicio del sendero.

Distancia: 14,5 km.

Duración: 4,5 horas aprox.

Tipo de sendero: circular.

Época más recomendable: primavera, verano y otoño.

Desnivel: 421 metros.

Dificultad: fácil.

Más información