Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marta Ortega asume su papel como protagonista

La heredera del imperio Inditex entiende el interés mediático que despierta y afronta su destino sin perder la discreción

Marta Ortega, con su novio Carlos Torretta.
Marta Ortega, con su novio Carlos Torretta. GTRES

Nació para reinar en el imperio textil Inditex, propiedad de su padre Amancio Ortega, pero ha llevado hasta ahora una vida lejos de la atención mediática como mandan las normas no escritas de la empresa en la que el anonimato, la discreción y la sencillez forman parte de su personalidad. Pero algo ha cambiado en los últimos meses en la vida de Marta Ortega que la ha impulsado a colocarse debajo de los focos, a no rechazar la fama que su trabajo y fortuna le conceden. Ahora ya no es inusual verla en una fiesta o en la primera fila de un desfile. Fuentes de Inditex señalan, sin embargo, que no hay una decisión explícita de Marta Ortega de cambiar de vida pero sí el convencimiento de que por su posición es objeto de la atención mediática y está dispuesta a asumir esta condición con naturalidad.

Un dato: en el último número de la revista Paris Match, con el presidente Macron y su esposa en portada, hay cuatro páginas dedicadas a ella. Con la noticia de que participará en el concurso hípico Longines París Eiffel Juming del 30 de junio al 2 de julio, la publicación traza un perfil de la heredera en el que habla de su posición, de su familia y, sobre todo, de su pasión por la equitación. Cuenta que nunca se ha planteado ser amazona profesional, pero confiesa lo importante que es para ella montar a caballo.

Marta Ortega, de 33 años, disfrutó de una vida muy blindada a la curiosidad hasta que se casó en febrero de 2012. Incluso su boda con el jinete Sergio Álvarez, de quien se divorció discretamente hace dos años, lo fue. Sus amigos de la hípica cerraron filas con ella. Hoy un nuevo horizonte se perfila en su vida con la llegada de Carlos Torretta, su actual pareja con la que en estos días cumple un año de relación. Torretta es un hombre con elevado perfil social. Le gustan las fiestas, los viajes y tiene muchos clientes y amigos famosos. Marta Ortega sabe que la vida a su lado conlleva más exposición pública que ella asume como parte de esta nueva etapa vital.

Eugenia Silva, Marta Ortega, Jon Kortajarena, Amaya Salamanca y Eugenia de la Torriente, en una fiesta.
Eugenia Silva, Marta Ortega, Jon Kortajarena, Amaya Salamanca y Eugenia de la Torriente, en una fiesta.

Hace tres semanas en el desfile de Massimo Dutti en Madrid, la heredera de Inditex acudió con su novio. La pareja ocupó un puesto destacado en la sala y se dejó ver entre el grupo de famosos invitados al acto, entre ellos el fotógrafo Gonzalo Machado y su mujer, la interiorista Mafalda Muñoz, que fueron quienes les presentaron. Ese mismo día también sucedió algo inusual en Inditex: los diseñadores de la firma Damiano Bella (Woman) y Josep Panchamé (Man) salieron a saludar tras la presentación de la colección. Lo que se pudo interpretar también como un aire de cambio en los hábitos de la marca no es tal según Inditex. “Lo que pasó es natural y ha sucedido en otras presentaciones que se han hecho, por ejemplo en París. Pero, el anonimato de nuestros diseñadores sigue siendo una de las normas de actuación de la empresa”, señala un portavoz.

Marta Ortega, en un concurso hípico.
Marta Ortega, en un concurso hípico. GETTY

Desde que terminó sus estudios Marta Ortega ha seguido un plan diseñado para que conociera todos los detalles de cómo funciona el imperio que ha levantado su padre. Hace cinco años que trabaja en la sección de Zara Woman y en el departamento de tendencias. Ella y cuatro personas más son los encargados de captar las corrientes en la industria. No es la jefa porque en Inditex los grupos de trabajo funcionan horizontalmente. Pasa muchas horas en Arteixo junto con los 5.000 empleados que hay allí. No tiene despacho, solo una mesa junto a la de sus compañeros. Pero desde que sale con Carlos Torretta también pasa mucho tiempo en Madrid, donde se ha comprado una casa. La pareja no trabaja junta, pero la hija de Amancio Ortega le consulta muchas cosas porque el mundo de la moda también es donde se mueve su novio desde hace mucho tiempo.

Torretta, hijo del diseñador Roberto Torretta, se marchó a Nueva York hace 10 años para estudiar en la Universidad de Pace, donde se graduó en Bellas Artes y Publicidad y desde entonces trabaja en la industria de la moda. Primero lo hizo como cazador de tendencias y después como agente en The Society Model Management, división de la prestigiosa Elite Model y una de las mejores agencias de modelos del mundo. Esta empresa representa, entre otras, a Kendall Jenner y Adriana Lima.

El novio de la heredera de Inditex siempre ha tenido mucho éxito entre las mujeres. Por Marta Ortega ha hecho las maletas y ha regresado a España aunque sigue viajando por medio mundo por su trabajo. De carácter muy abierto y risueño, se ha convertido en la pareja perfecta para que Marta Ortega cumpla con su nuevo papel y ya asuma su protagonismo mediático.