Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rufián Rufete 2015, beber una sombra

Rufián Rufete 2015, beber una sombra
Gandhi en Ismael Gozalo, viñatero: la fuerza no nace de la capacidad física, sino de la voluntad indómita. Gozalo es fiel al sabor de las uvas de su tierra castellana.

PUEBLOS Y CIUDADES, caminos y viñas de la Sierra de Francia muestran la huella de las órdenes monásticas que trajeron a esta frontera los aromas y las tradiciones del norte y del este. La rufete sabe a viaje de siglos, tiene el aire que viene del norte del Ródano y encuentra en las laderas del Duero y en las terrazas de sus sierras una nueva entidad. La rufete en manos de un viñatero atento como Ismael Gozalo recupera sabores y cualidades: suavidad y sensibilidad, la mano del hombre y la sombra del pájaro en el bosque. Sabe a zarzamora y a tordos, a frutos rojos en el primer otoño. Su lenguaje traduce la armonía del mirlo, que intuye cómo cantar a un arándano rojo, cómo pasear entre oréganos en flor y cómo embellecer la violeta silvestre. Pureza y laurel, purificación e incienso esbozan las sombras de una ermita en el castañar.

Vinos Microbio de Ismael Gozalo, Rufián Rufete 2015. ­­Sin DO (en la Sierra de Francia), con 12,5%. Es un monovarietal de rufete, uva de la cuenca del Duero. Procede de un viñedo de Miranda del Castañar (Salamanca), plantado en 1951. No se trabaja mecánicamente: gravedad, pies y manos. Termina la fermentación en barricas viejas borgoñonas, donde pasa 10 meses de reposo. Precio: 19,70 euros.

Sensaciones. La verdad y la fuerza, la sinceridad y la fragancia están en el camino. Del noreste llegó la uva que convirtió a la rufete en mensajera de la fragilidad y la gracia. La sutileza es una sombra del pasado.

A través del cristal. Base y figuras de mármol de Habitat. Detrás, copa

de Stölzle; delante, copa de Eisch.